Biología sintética: opciones para evadir el escrutinio social

Organizaciones de la sociedad civil responden al reporte del J. Craig Venter Institute y la fundación Alfred P. Sloan sobre gobernanza de la biología sintética


El reporte sobre opciones para la gobernanza de la biología sintética es un esfuerzo decepcionante que no discute las enormes preocupaciones sociales acerca del rápido desarrollo de esta nueva tecnología, poderosa y controvertida. Con la biología sintética se espera comercializar nuevas partes biológicas, artefactos y organismos vivos construidos con ADN sintético, incluyendo patógenos peligrosos. Los biólogos especializados en esto intentan adaptar las células para que funcionen como fábricas microscópicas para la producción industrial de químicos, fármacos y combustibles. El Grupo ETC describe a la biología sintética como “ingeniería genética extrema”.


El reporte, elaborado por científicos y empleados del J. Craig Venter Institute, del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el Center for Strategic & International Studies (Washington, D.C.), financiado con medio millón de dólares de la Alfred P. Sloan Foundation con sede en Estados Unidos, se concibió como “proyecto para examinar las implicaciones sociales de la genómica sintética.”(1) Aunque demoraron dos años en hacer el estudio, su reporte no hace recomendaciones políticas y no consultó de manera apropiada a la sociedad civil. Si bien los autores reconocen la posibilidad de “bio-errores” (es decir, accidentes en los procesos de biología sintética, que ocasionen daño a la salud humana y el ambiente), el énfasis lo ponen en cómo impedir el bioterrorismo “en un mundo posterior al 11 de septiembre.”

“Este reporte es una consideración parcial del tema, sus autores tienen enormes intereses propios en la biología sintética”, explica Jim Thoms del Grupo ETC. “Sus autores son promotores abiertos de la biología sintética, interesados únicamente en reducir al mínimo los costos y los límites regulatorios que pudieran frenar el rápido desarrollo de la industria correspondiente. Al enfocarse de manera tan estrecha en cuestiones de seguridad militar y ambiental en un contexto estadounidense, el reporte soslaya de manera conveniente importantes factores de poder, control y los impactos económicos de la biología sintética. Ignoraron la primera y más básica de las preguntas: ¿la biología sintética es socialmente necesaria o aceptable? ¿Quién lo va a decidir? ¿Quién va a controlar la tecnología y cuáles son sus impactos potenciales?”

 

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here