En Estados Unidos, abierta irresponsabilidad para regular la nanotecnologia

El verano pasado (2006), la Agencia de protección al ambiente de Estados Unidos dio luz verde a 15 productos químicos nanoescalares, aunque anteriormente había sancionado el uso de nanopartículas para limpiar un tiradero de plaguicidas y había prometido consultar con el público la regulación de los productos.

Sin tomar en cuenta el compromiso de la Agencia de protección ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) de consultar abiertamente el desarrollo de las regulaciones sobre nanotecnología, el gobierno de Estados Unidos dio luz verde a la introducción de más de 15 químicos nanoformulados. Adicionalmente, la propia EPA está experimentando con nanopartículas de hierro para limpiar agua subterránea en el marco de su programa de limpia de confinamientos supertóxicos en varias locaciones. Sin embargo, la composición de los nano químicos aprobados, sus potenciales usos comerciales, a incluso los nombres de los fabricantes, se ocultaron repentinamente con apego a las políticas de confidencialidad de la EPA (Confidential Business Information provisions). La agencia se reunirá con la industria y la sociedad civil este jueves y viernes en Washington, DC, para discutir sus planes de un “programa voluntario de manejo” de materiales de nanoescala.

Las partículas de nanoescala (aproximadamente de 100 nm de tamaño y más pequeñas) se comportan diferente a las de mayor tamaño aunque sean del mismo material. Al reducir su tamaño, los materiales pueden ser más fuertes o más ligeros o más resistentes al calor o conducir mejor la electricidad, pero también pueden ser más tóxicos. Los impactos de las nanopartículas manufacturadas en el ambiente y en la salud humana se desconocen y son impredecibles y la información sobre su toxicidad es muy escasa.  
 

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here