Los dueños de la economía verde

Los dueños de la economía verde

Se podría pensar que lo más verde de las propuestas de “economía verde”, que gana terreno en diversos ámbitos oficiales, principalmente en las negociaciones hacia la conferencia internacional Río+20, es el color de los billetes que esperan ganar con ella las empresas trasnacionales que han causado las crisis económicas, alimentarias, ambientales y climáticas. Esta es una de las conclusiones que se derivan al comprobar que son las mismas compañías que controlan las tecnologías, las patentes, los productos y los mercados de la economía verde.

Agricultura y bosques bajo ataque en negociaciones climáticas

Agricultura y bosques bajo ataque en negociaciones climáticas

La conferencia sobre cambio climático realizada en Durban, Sudáfrica, en diciembre 2011, destaca por lo que no decidió: ni compromisos de reducción de gases de efecto invernadero, ni fondos para los países más afectados, ni respeto a las “responsabilidades comunes pero diferenciadas” entre países industrializados que provocaron el caos climático y los demás que lo sufrimos.  Pero sí avanzaron decisiones en agricultura, bosques, tecnologías y ampliación de mercados de carbono, que conllevan impactos muy negativos sobre la mayoría.

¿De regreso al futuro?

El sello del Departamento de Agricultura de Estados Unidos proclama que "La agricultura es la base de la manufactura y el comercio"

A pesar de que nuevas plataformas industriales (que incluían, por ejemplo, a la petroquímica y a la generación de electricidad) ganaban terreno a finales del siglo XIX, el entonces recién creado Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) develó su sello oficial, el cual ilustraba un arado frente a un hato de plantas de maíz, dibujados en un escudo. Bajo el escudo, un pergamino desenrollado contiene el lema: LA AGRICULTURA ES LA BASE DE LA MANUFACTURA Y EL COMERCIO. A medida que se desarrolló el siglo XX, las sustancias petroquímicas y sus tecnologías asociadas desplazaron a la agricultura como base de la economía, pero en el siglo XXI podríamos presenciar el retorno de la preeminencia de la agricultura. No obstante, la visión actual es la de una agricultura transformada y transformadora, en la que tanto los insumos (por ejemplo, las materias primas y su procesamiento) como los productos son prediseñados para usos industriales específicos. Los cultivos comerciales pueden ya no ser identificados de manera tradicional; en el futuro, serán productos patentados y diseñados a la medida por medio de ingeniería para cubrir las necesidades de los procesadores industriales de la biomasa, sea para alimentos, energía, materiales o fármacos.

Apartheid climático

Apartheid climático

Los resultados de la conferencia mundial de cambio climático realizada a principios de diciembre en Durban, Sudáfrica, son una condena a la humanidad, especialmente a los países del Sur más afectados por el caos climático, mientras que los grandes contaminadores evadieron cualquier responsabilidad u obligación y aseguraron los mercados de carbono para seguir lucrando con falsas soluciones a la crisis.

Crisis climática: la ingeniería del fracaso

Crisis climática: la ingeniería del fracaso

Se está realizando en Durban, Sudáfrica, la 17ª Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP17) y por su falta de contacto con la realidad de la crisis climática –y de todas las demás, financiera, alimentaria, ambiental – parece ciencia ficción. Ante la vacuidad de las negociaciones, vuelven a la carga los proponentes de la manipulación climática alegando que ellos sí comprenden que es necesario tomar medidas enérgicas y que por ello necesitan más investigación y recursos en geoingeniería.

Piratas de aire, mar y tierra

Piratas de aire, mar y tierra

El Reino Unido anunció que en octubre 2011 comenzará un experimento unilateral de geoingeniería, es decir, de manipulación climática. Es la primera parte de un proyecto mucho mayor para inyectar partículas azufradas en la estratósfera, creando una especie de nube volcánica artificial, para desviar parte de la radiación solar que llega a la tierra, supuestamente para bajar la temperatura.

¿Biomasa o biomasacre?

¿Biomasa o biomasacre?

Con creciente entusiasmo, empresas, políticos y algunos científicos nos hablan de cómo se van a resolver los desastres ambientales, la crisis energética y climática, y hasta el hambre, con el uso de “biomasa” en lugar de combustibles fósiles. Se presenta como un elemento fundamental de una transición a una nueva “economía verde”, y por estar basada en materiales biológicos, parecería que es más sustentable y beneficiosa para el ambiente.

Páginas

Suscribirse a Grupo ETC RSS