Ceremonia de los Premios Capitán Garfio 2004

Biopiratas de los mares del sur de china: Premios Capitan Garfio 2004

Garfio va a la Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica en Malasia, viernes 13.
Premios a lo más sobresaliente de la rapacería

La Coalición Contra la Biopiratería (CAB) [1] presentará sus muy aborrecidos Premios Capitán Hook, a lo más infame y sobresaliente de la biopiratería, durante la reunión del Convenio de Biodiversidad (CBD) en Kuala Lumpur, Malasia, este viernes 13 de febrero. Esta es la tercera Ceremonia Global de Premios a la Biopiratería desde que los Premios Capitán Hook se instauraron, en 1995. Los premios anteriores se otorgaron en ceremonias durante la sexta reunión del CDB (COP 6, Conferencia de las Partes) en La Haya en 2002 y en la quinta reunión, en Nairobi, en el 2000 (COP 5). La Coalición contra la Biopiratería enfatiza que los Premios Capitán Garfio son un esfuerzo conjunto, posible por el análisis y monitoreo de diversas organizaciones de la sociedad civil y de los pueblos, así como movimientos en todo el mundo. Este año, por vez primera, se invitó al público a hacer nominaciones, enviando propuestas junto con documentación de referencia al sitio web de la Coalición: www.captainhookawards.org.

Premios vergonzosos: En la COP 7 en Kuala Lumpur, las corporaciones, académicos, instituciones de investigación e individuos bio-bucaneros, se enterarán si son incluidos en el Salón de la Verg_enza para este 2004. La ronda de nominados incluyen (en la categoría "El más ofensivo") a una compañía holandesa que intenta patentar las variedades de teff, un cereal básico de Etiopía para usarse en Europa; una empresa biotecnológica de Australia, que aplicó para patentar todo el ADN no codificado de todos los seres vivos (en la categoría "El más ambicioso"). Hay además dos nominaciones en la nueva categoría de "Nanopiratería", de quienes buscan la patente de cientos de medicinas herbales tradicionales procesadas en nanoescala. Los candidatos en las 11 categorías incluyen al presidente de Brasil, a Monsanto, y los gobiernos o instituciones de gobierno de México y Estados Unidos. También se nominaron convenciones internacionales como la que produjo las Directrices de Bonn y la OMPI. Todo indica que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial ganará el premio al "Acto de piratería cultural más insultante", por permitir que se hiciera una marca registrada de la Virgen de Guadalupe, Santa Patrona de México. "Pienso que sólo la voluntad de Dios haría que no ganara", afirma Hope Shand, de la Coalición Contra la Biopiratería.

Premios a la estupidez biotecnológica? "Tuvimos una cantidad de nominaciones relacionadas con la biotecnología agrícola y la contaminación transgénica", reporta Neth Dano de la Coalición. "Fueron tantas, que estamos considerando establecer un nuevo programa de premios exclusivamente por los abusos en biotecnología, que podrían ser otorgados en las reuniones del Protocolo de Cartagena, cada dos años. Y, por supuesto, la presencia de Monsanto es tan ubicua en los Preminos Capitán Garfio, que pronto ganará un "Premio a la trayectoria de vida."

Ceremonia: El anuncio formal de los ganadores de los Premios Capitán Garfio se hará en una ceremonia en el sitio de la COP 7, el Putra World Trade Centre, a las 13:00 en punto este viernes, 13 de febrero del 2004. Los ganadores tendrán la opción de aceptar los premios o evadir los reflectores. "Es muy significativo que no hubiera menos candidatos en esta ocasión. Incluso más perturbador es el hecho de que el rango de las piraterías parece estarse ampliando para incluir más material genético humano y biopiraterías en el nivel de nano escala_, dice Jim Thomas del Grupo ETC, miembro de la Coalición. Si bien reconocemos que Monsanto y el gobierno de Estados Unidos parecen ser favoritos permanentes en varias categorías, la coalición niega rotundamente practicar el favoritismo. "El sistema de premiación se basa completamente en los propios deméritos de los nominados", insiste Neth Dano.

Reconocimientos Cog, ganadores verdaderos. Pero no todo son silvidos y abucheos en la ceremonia de los Premios Capitán Garfio. También se reconocen instituciones, organizaciones de los pueblos y gobiernos que han luchado contra la biopiratería, que han logrado revocar patentes depretadorias o han defendido la integridad intelectual de agricultores y pueblos indígenas. La Coalición contra la Biopiratería honrará a aquellos ganadores con un premio "Cog", (nombrado así porque los cogs eran barcos diseñados para repeler los ataques de los piratas). Entre los nominados se encuentran los campesinos y pueblos indígenas de México por resistir contra la contaminación transgénica del maíz y la Coalición Peruana contra la Biopiratería en los Andes por apelar contra la patente de Estados Unidos sobre la comida tradicional indígena y las plantas medicinales. Dos institutos de investigación franceses, Greenpeace Internacional y la organización no gubernamental alemana Misereor también tienen ventaja en varias categorías de Premios Cog. Michael Meacher, el anterior Ministro del Ambiente del Reino Unido, que fue echado de su trabajo por defender los derechos de los agricultores, también tiene buena oportunidad de ganar el premio "Al grito más solitario desde las entrañas de la Bestia." Percy Schmeiser, el agricultor canadiense que ha luchado contra Monsanto en las cortes por la contaminación transgénica de sus campos de canola, también tiene un premio casi seguro.

Benditos los ignorantes? Solo porque los biopiratas no saben mucho acerca de la biodiversidad o los pueblos indígenas, ello no los excusa por querer monopolizar. Los miembros de la Coalición contra la Biopiratería reconocen que los Premios Capitán Garfio no son por actividades ilegales. La mayoría de los biopiratas que ganarán premios en Kuala Lumpur no han hecho nada ilegal. Algunos nominados han reclamado patentes monopólicas o tomado acciones que pueden considerarse moralmente ofensivas o técnicamente inaceptables. En muchos casos, sin embargo, los "piratas" actúan con total ignorancia. El problema es que los regímenes de propiedad intelectual y los acuerdos internacionales de comercio otorgan con toda legalidad patentes que son depredadoras de lconocimiento indígena o de la soberanía los pueblos sobre sus recursos genéticos. Como muestra la historia, los regímenes de propiedad intelectual no tienen capacidad para contener la biopiratería, y no son acuerdos de reparto de beneficios.

"Anunciaremos los Premios Capitán Garfio en la COP 7 para llamar la atención internacional al fracaso del CDB de proveer regulaciones significativas para detener la biopiratería", asegura Hope Shand del Grupo ETC. "Apelamps al CDB y otros organismos intergubernamentales para que los derechos humanos tengan primacía sobre los derechos monopólicos, y para terminar de una vez con el mito de que un "reparto de beneficios equitativo" se puede lograar en el contexto de las patentes depredatorias."

Miembros de la Coalición advierten que las propuestas actuales para el Acceso y Reparto de Beneficios en el CDB, las Directrices de Bonn, de hecho podrían motivar la biopiratería, porque fracasan en reconocer cabalmente los Derechos de los Agricultores, los derechos colectivos de los pueblos indígenas, la autonomía, los territorios y los recursos. El CDB legitima el derecho que tienen los Estados y las comunidfades individuales a comercializar y privatizar sus recursos ancestrales, públicos y colectivos.

"La bioprospección equitativamente sustentada no es posible ante la ausencia de mecanismos regulatorioas que salvaguarden los derechos e intereses de los agricultores, los pueblos indígenas y las comunidades locales", concluye alejandro Argumedo de la Red Pueblos Indígenas y Biodiversidad.

Los resultados y los carteles de los Premios Capitán Garfio, las nominaciones y los Premios Cog aparecerán en el sitio web de la Coalición contra la Biopiratería: www.captainhookawards.org, y también en el sitio del Grupo ETC: www.etcgroup.org.

 

Nota: [1] La Coalición contra la Biopiratería es un grupo de la sociedad civil y organizaciones de los pueblos que se reunió por vez primera en la Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica en 1995 en Jakarta.

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here