El Instituto Venter construye la secuencia más larga de ADN artificial (que no funciona)

“No importa lo largo, sino lo inteligente que sea”, advierte el Grupo ETC
El Grupo ETC renovó su demanda de una moratoria a la liberación y comercialización de organismos artificiales, enfatizando que no hay regulación ni debate social en torno a la biología sintética. La insistencia en la moratoria ocurre en el contexto del anuncio que hiciera el equipo de investigación de J. Craig Venter, de haber logrado sintetizar artificialmente un genoma del tamaño del de una bacteria, utilizando secuencias de ADN ordenadas por correo.

El equipo del Instituto Venter nombró al genoma sintético  Micoplasma genitalium JCVI-1.0, que es similar a su contraparte natural, una bacteria que habita en los genitales humanos, con el genoma conocido más pequeño de cualquier organismo vivo. El anuncio no es tan impactante puesto que hay noticias previas de este trabajo, aunque los detalles se publicaron hasta el 25 de enero en la revista Science.

Venter reclama derechos absolutos sobre la tira de ADN sintético más larga del mundo, pero el tamaño no lo es todo. La pregunta importante no es ¿qué tan largo? sino ¿qué tan inteligente es?, dice Jim Thomas del Grupo ETC. “Mientras que la biología sintética avanza rápidamente en los laboratorios y en el mercado, el debate social y las reglas de operación están muy retrasados y no existe ninguna discusión significativa o incluyente sobre cómo controlar esta tecnología de manera segura y justa. Los industriales se aprovechan de la falta de vigilancia, y en busca de ganancias juegan con los bloques de construcción de la vida para su beneficio privado. Es inaceptable.”

“El Instituto Venter, que llama a esta forma de vida artificial “versión 1.0”, reconoce que no funciona del todo. Sin embargo, la sociedad no debe esperar a que aparezca una versión mejorada, pues lo que se juega es muy serio”, explica Kathy Jo Wetter del Grupo ETC. “Significa que los científicos se encuentran a un paso de construir un organismo vivo que tendría graves implicaciones sociales, económicas y ecológicas y la sociedad no está preparada para ello en absoluto.”

Fichier attachéTaille
PDF icon Download File0 octet

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here