Terminator y Nuevos confinamientos

La modificación genética de plantas, para producir semillas estériles (a lo que el Grupo ETC apodó tecnología “Terminator”) ha sido ampliamente criticada como una aplicación inmoral de la biotecnología. Si llega a comercializarse, Termminator evitaría que los agricultores pudieran usar nuevamente la semilla de su propia cosecha, obligándolos a comprar semilla comercial cada nuevo ciclo. Terminator es un conjunto de estrategias tecnológicas y legales que las corporaciones están desarrollando apra ejercer control monopólico sobre la materia viva, estrategias a las que el Grupo ETC se refiere como “nuevos confinamientos.” Los nuevos enfoques no relacionados con patentes, tales como el control de rasgos genéticos, el espionaje satelital y los derechos sobre manejo de software podrían usarse para imponer nuevos monopolios más allá de la propiedad intelectual como el medio predominantes para el control corporativo en este siglo 21.