GEOINGENIERÍA: experimentos cuestionados en reunión de la ONU en Nairobi

Enorme experimento de blanqueamiento de nubes se hace público; coalición global exige prohibir la geoingeniería. En la ONU, el tema se discute hoy por primera vez en treinta años

Mientras el periódico London Times (1) reveló que un grupo de científicos e ingenieros financiados por el multimillonario Bill Gates planea realizar un experimento de blanqueamiento de nubes en un área de 10 mil kilómetros cuadrados, más de cien grupos de la sociedad civil demandan a los gobiernos reunidos para discutir la diversidad biológica en Nairobi que detengan ya los riesgosos experimentos de geoingeniería. (Geoingeniería se refiere a las propuestas tecnológicas de gran escala para alterar intencionalmente los sistemas del planeta e influir en el cambio climático).

El proyecto Silver Linning, con sede en San Francisco, dirigido por el magnate de las comunicaciones Kelly Wasner, ha recibido $300 mil dólares de Bill Gates para desarrollar tecnologías que aumentarían la blancura de las nubes marinas. Teóricamente, si se ejecuta a escala masiva, las nubes blancas pueden aumentar el albedo de la Tierra, reflejar más luz del sol hacia el espacio y por lo tanto reducir el calentamiento global (sin cambiar la composición de los gases de efecto invernadero que lo ocasionan). Los ejecutores del proyecto Silver Linning están presionando fuertemente para realizar sus planes de alteración de la cobertura de las nubes en un área no revelada de 10 mil kilómetros cuadrados sobre el océano (tan grande como el área cubierta por el derrame de BP ocurrido hace unos días). Si no se detiene, el experimento “desmancha-nubes” de Gates podría convertirse en la prueba de geoingeniería más grande hasta la fecha. Sus efectos podrían incluir cambios en el patrón de lluvias y otras alteraciones climáticas. Uno de los sitios más mencionados por los científicos que trabajan en el tema es la costa del Pacífico en Norte y Sudamérica (específicamente California, Ecuador, Perú y Chile).

Aún más precupante, el Times reveló: “Los científicos de Inglaterra y Estados Unidos involucrados no van a esperar que haya reglas internacionales para la tecnología que altera el clima deliberadamente”. Tales reglas podrían comenzar a operar en esta semana, pues científicos y diplomáticos de 193 países están reunidos bajo los auspicios del organismo científico del Convenio de Diversidad Biológica, (Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico, OSACTT, del 10 al 21 de mayo de 2010) y será la primera ocasión que un organismo de la ONU discuta la geoingeniería en extenso desde que se concibió el tratado ENMOD en Ginebra en 1976, que prohibió la modificación ambiental para “usos hostiles”(2).

 

AdjuntoTamaño
PDF icon NwsRls SBSTTA Geoing10May2010.pdf95.35 KB