¡Moratoria a la geoingeniería!

La ONU bloquea riesgosos remiendos técnicos para el cambio climático

Los 193 países firmantes del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) cerraron su décima reunión bianual con una memorable decisión consensada: establecer una moratoria de facto sobre los proyectos y experimentos de geoingeniería. "Cualquier experimento, sea de fuente pública o privada que intente ahora manipular el termostato planetario violará este consenso de Naciones Unidas, que fue cuidadosamente logrado", afirmó Silvia Ribeiro, Directora para Latinoamérica del Grupo ETC.

El acuerdo alcanzado durante la sesión ministerial de esta sesión del CBD, con la participación de ministros del ambiente de 110 países, pide a los gobiernos asegurar que no habrá actividades de geoingeniería hasta que hayan sido considerados en profundidad los riesgos al ambiente y la biodiversidad y los posibles impactos culturales y económicos. El Secretariado del CDB recibió instrucciones para informar también sobre las diversas propuestas de geoingeniería que existen y posibles opciones de regulaciones intergubernamentales.

Esta decisión, respaldada por un fuerte consenso, deriva de la moratoria de 2008 sobre fertilización oceánica. Tal acuerdo, negociado durante la 9a Conferencia de las Partes en Bonn, frenó una serie de riesgosos "experimentos" —tanto públicos como privados— para capturar dióxido de carbono en las profundidades de los océanos mediante el vertido de nutrientes en la superficie marina. Posteriormente la atención se volcó hacia diversas propuestas para bloquear parte de la radiación solar mediante intervenciones de gran escala en la atmósfera, la estratósfera y el espacio exterior, que alterarían las temperaturas globales y los patrones de precipitación, con fuertes impactos negativos en algunas regiones.

Los delegados en Nagoya han entendido claramente el riesgo potencial que el despliegue —o incluso las pruebas de campo de geoingeniería— significan para la protección de la biodiversidad. Esta decisión se tomó después de largas y difíciles sesiones nocturnas de un grupo de trabajo llamado "amigos del presidente" [para asesorar la presidencia de la Conferencia], en el que participó el Grupo ETC. El texto elaborado, fue adoptado luego en la plenaria del Grupo de Trabajo I el 27 de octubre 2010. El presidente de las negociaciones sobre diversidad biológica y cambio climático se refirió al texto final como "un compromiso sumamente delicado."

AdjuntoTamaño
PDF icon NwsRlseMORATgeoinCOP10_SPA.pdf81.41 KB