Documento de contexto sobre biología sintética

Biología sintética: Urge revisión por parte de la sociedad

La biología sintética (el esfuerzo por crear organismos vivos artificiales) debe autorregularse, afirman científicos en una reunión en Berkeley. Las organizaciones de la sociedad civil disienten rotundamente.

"Si verdaderamente los biólogos están en el umbral de sintetizar nuevas formas de vida, las posibilidades de abuso o desastre involuntario podrían ser enormes." Nature, octubre de 2004.

Científicos que trabajan en la interfase entre la ingeniería y la biología -el campo de la "biología sintética"- temen que la desconfianza pública hacia la biotecnología interfiera en su investigación o llame la atención sobre los vacíos regulatorios. Los biólogos que trabajan en este campo están intentando diseñar y construir formas de vida artificiales para que desempeñen tareas específicas, como la producción de energía o compuestos farmacéuticos. En octubre de 2004, la revista Nature advirtió: "Si verdaderamente los biólogos están en el umbral de sintetizar nuevas formas de vida, las posibilidades de abuso o desastre involuntario podrían ser enormes." Un editorial en ese mismo número sugirió que tal vez fuera necesaria una conferencia sobre biología sintética como la de Asilomar en 1975. A la luz de esas cuestiones, los científicos reunidos en "Synthetic Biology 2.0" (mayo 20-22 de 2006) en la Universidad de California en Berkeley, esperan progresar significativamente en un "código de ética y estándares." [1] Quieren lanzar el mensaje de que los biólogos especializados en ese campo son capaces de gobernarse a sí mismos como "comunidad". Desde su punto de vista, el autogobierno es el mejor camino para cosechar los beneficios (tanto sociales como financieros) de la biología sintética. Las organizaciones de la sociedad civil no concuerdan.

"Existen dos formas para tratar las tecnologías peligrosas", dice Tom Knight, figura prominente de la biología sintética en el Instituto Tecnológico de Massachussets. "Una es mantener la tecnología en secreto. La otra es hacerla más rápido y mejor que cualquier otro. En mi opinión no tenemos más opción que la segunda." New Scientist, 18 de mayo de 2006.

AdjuntoTamaño
Download File0 bytes