Ciao FAO, otra cumbre para revisar los "errores de siempre"

Traducción libre del Grupo ETC sobre la Declaración de la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria Mundial: Los retos del Cambio Climático y la Bioenergía

Asunto: Durante la Cumbre Mundial de la Alimentación que tuvo lugar del 3 al 5 de junio 2009, los gobiernos se las arreglaron para reunir fondos suficientes para mantener a raya las rebeliones por alimentos durante algunos meses, pero todos los problemas de fondo y de largo plazo permanecen sin resolver. En Roma, los gobiernos optaron por un “remedio tecnológico” mítico, encabezado por los agronegocios en colaboración con la Fundación Gates y otros capitalistas filantrópicos que usurpan el sistema multilateral. También vemos una desviación del poder, que se aleja de las muy calumniadas agencias con sede en Roma hacia Naciones Unidas en Nueva York y las Instituciones Breton Woods en Washington. Las reuniones de alto nivel que ocurrirán en el último cuarto de 2008 podrían impactar decisivamente la capacidad del mundo para responder a la actual emergencia alimentaria.

Qué se juega: El fracaso en compensar las políticas fallidas de los últimos 34 años (desde la última crisis alimentaria importante) hace aparecer como chiste las Metas de Desarrollo del Milenio, de reducir a la mitad la población que padece hambre para el 2015. En vez de reducir el número de personas con hambre aproximadamente a 415 millones, la crisis actual podría incrementar la cifra de 862 a 1 200 millones para el año 2025. Un nuevo reporte de Oxfam asegura que las políticas de los países de la OCDE ya arrastraron a más de 30 millones de seres humanos a la pobreza.

En la línea de fuego se encuentran 450 millones de campesinos a los que el Secretario General de la ONU les dice que la producción de alimentos debe aumentar el 50% para el 2030 a pesar de los riesgos que implica el cambio climático. Un reporte de la FAO publicado en marzo de 2008 advierte que un incremento en la temperatura de 3 a 4 grados centígrados podría ocasionar pérdidas de entre 15 y 35% en los rendimientos de los cultivos en África y el oeste de Asia y pérdidas entre 25 y 35 por ciento en el Medio Oriente. Nada de lo que pasó en Roma en junio cambió esas figuras.
...

 
Fichier attachéTaille
PDF icon Download File0 octet

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here