¡NANOTECNOLOGIA SIN PLAGA!

El barullo en torno la plaga gris/verde puede convertirse en la segunda metida de pata de la industria
Communiqué number: 
80

Asunto: Cuando hacia finales de abril el Príncipe Carlos expresó sus preocupaciones sobre la emergente revolución de la nanotecnología, las noticias de la plaga verde fueron literalmente catapultadas hacia las primeras planas de la prensa en inglés y español en todos lados, recordando incluso los matices que tuviera el debate sobre transgénicos. Pero la nanotecnología —a pesar de ser una de las mejor fundadas nuevas tecnologías en el mundo— es aun muy poco conocida fuera de los círculos científicos y de negocios, y no está regulada por los gobiernos. Los promotores de la nanotecnología, tanto en el ámbito científico como en la industria, han atacado al Príncipe por tener la audacia de expresar sus dudas acerca de los impactos futuros de las manipulaciones de la materia en la escala atómica. La amenaza de la plaga gris (robots nano métricos que se reproducen incontrolablemente) se ha convertido en el lobo feroz al que nadie teme, ya que la industria y los premios Nobel la han desacreditado como posibilidad técnica. Pero en su empeño por mofarse del Príncipe, están ignorando los peligros muy reales que las nanotecnologías representan, incluyendo la potencial toxicidad de las nanopartículas y las implicaciones de muy largo alcance que puede tener la nanobiotecnología.
Contexto: Si bien la teoría de la plaga verde se está convirtiendo en un espantapájaros, sí hay ya avances científicos comprobables con respecto a la manufactura molecular, que se volvió realidad más pronto de lo que nadie se imaginaba.
Implicaciones: No estamos listos para esta última y gigantesca revolución industrial. Es imprescindible un debate público sobre las implicaciones de la nanotecnología sobre el ambiente, la economía, el trabajo y la democracia. Debemos establecer protocolos de laboratorio para proteger a los trabajadores de los materiales potencialmente peligrosos, llevar a cabo los estudios toxicológicos necesarios para saber dónde están los problemas específicos, y regular la investigación sobre nanotecnología y su comercialización, para prevenir crisis de salud pública como la producida por el asbesto, o una catástrofe de tipo Plaga Verde (nanobio).
Políticas: el Príncipe Carlos ha convocado públicamente a la Royal Society a que discuta y analice las implicaciones de las manipulaciones nanoescalares de la materia. El 11 de junio del 2003 se celebró en el Parlamento Europeo un seminario sobre nanotecnología, dirigido a la sociedad civil, los elaboradores de políticos y los medios de comunicación, organizado por el Grupo ETC y otras organizaciones de la sociedad civil preocupadas por esta situación. Finalmente, los gobiernos deben negociar el establecimiento de una convención legalmente obligatoria para la evaluación de nuevas tecnologías. ICENT, por sus siglas en inglés.

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here