Desde el Reino Unido, reporte sobre nanotecnología: más aciertos que errores

Después de un largo año de investigación la Royal Society y la Royal Academy of Engineering publicó un reporte en el que analiza las implicaciones de las tecnologías de nano escala para la salud, la seguridad, el ambiente, y en el ámbito ético y social. El reporte, encargado por el gobierno del Reino Unido en junio pasado, recibió el respaldo del Trade Unión Congress, que demandó regulaciones estrictas para evitar la exposición de los trabajadores a las nano partículas artificiales. "Ha habido muchas banderas de alerta, pero los intereses monetarios hacen que parezcan poca cosa", dijo Rory O'Neill, vocero del Trade Union Congress.

"El reporte es un buen comienzo para discutir los potenciales impactos negativos para la salud y el ambiente de las tecnologías de nanoescala, particularmente el uso de nano partículas", dijo Jim Thomas, de la oficina del Grupo ETC en Oxford. "Hace un año Lord Sainsbury [Ministro de Ciencia del Reino Unido] dijo que las regulaciones sobre nanotecnología eran suficientes y adecuadas, pero estaba equivocado. Recibimos con gusto el lenguaje precautorio que usó la Royal Society para hacer fuertes recomendaciones en torno al uso de nano partículas en el ambiente."

El reporte reivindica a muchos quienes como el Grupo ETC han expresado preocupaciones acerca de los peligros de la nanotecnología para la salud humana y el ambiente ante la ausencia de un panorama regulatorio.

Es muy importante el hecho de que la Royal Society enfatice las enormes implicaciones sociales de las nanotecnologías a partir de los serios cuestionamientos que hiciera el Príncipe Carlos en el editorial de The Independent on Sunday el 11 de julio: ¿quién controla la nanotecnología y quién se beneficiará de ella?

 

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here