Fusión entre Syngenta y ChemChina

¡Las Seis Grandes se convierten en trío!

Para tener mayor contexto, vea el informe reciente del Grupo ETC:

 Campo Jurásico. Syngenta, DuPont, Monsanto: la guerra de los dinosaurios del agronegocio[1]

Por una década, seis multinacionales han controlado el 75% de las semillas híbridas y del negocio de plaguicidas. A fin del año pasado, Dow y DuPont acordaron fusionarse y ahora la empresa paraestatal China, ChemChina está adquiriendo Syngenta por 43 mil millones de dólares. Eso significa que Monsanto necesita una fusión urgente para mantenerse en el juego. ¿O será que el juego está por terminarse?

Si los reguladores permiten que esas dos fusiones se concreten —y esto no es seguro de ninguna forma— las Seis Grandes se convertirán en las Cinco Gordas: DuPont-Agro (escisión del área de agronegocios de DuPont) en primer lugar; luego ChemChina (ya que es ya la séptima más grande de plaguicidas) con Syngenta, (número uno en plaguicidas y tres en semillas); eso deja a Monsanto en el tercer lugar, y en cuarto y quinto Bayer y BASF. Monsanto fue rechazado repetidas veces por Syngenta, pero necesita desesperadamente posicionar su negocio de plaguicidas. Ya sea que Bayer o BASF se separen de sus intereses en los agronegocios para que Monsanto las adquiera, o que uno de los Gigantes de Alemania resuelva el futuro de Monsanto comprándola. Otra posibilidad es que una de las tres enormes empresas de maquinaria agrícola —en primer lugar, Deere & Company— saque a Monsanto de su agujero por la posible sinergia con sus tecnologías de información digital agrícola. Como sea, hacer “negocios como siempre” ya no es opción.

¿Los reguladores nacionales se harán a un lado para contemplar cómo el 75% de la investigación agrícola del sector privado queda en manos de cinco corporaciones o menos? Tal vez no, si se percatan de que otra megafusión está a punto de ocurrir: la boda entre Dow y DuPont ya genera molestia en ambos lados del Atlántico. Una fusión entre ChemChina y Syngenta preocupa menos, puesto que la empresa China tiene un impacto relativamente pequeño en el mundo agrícola. Pero una vez que esos tratos se cierren, Monsanto podría argumentar políticamente que necesita hacer lo mismo y que todos debieran fusionarse o salirse del negocio. Si permiten que las primeras dos fusiones mencionadas se concreten, las oficinas anti-monopolio sentirán que no les queda sino aceptar una tercera.

Los reguladores en Estados Unidos y Europa tienen una reputación muy bien ganada de miopes, morosos y anémicos cuando se les demanda que se pongan a la altura de los muy bien pagados abogados de las corporaciones. Sin embargo, recientemente, el Departamento de Justicia de Estados Unidos le metió el pie a dos enormes fusiones de compañías alimentarias, y Alemania frenó otras dos. Los accionistas no tienen la certeza de que los tratos se concretarán. Incluso es menos probable que la fusión Dow-DuPont u otra que involucre a Monsanto se desempeñe bien en los importantes mercados emergentes de China, Brasil, India y Argentina. Esos cuatro países representan un tercio del mercado global de plaguicidas — y esa porción está creciendo constantemente. China no se opondrá a una fusión que involucre a su propia empresa estatal, pero recientemente bloqueó un trato que incluía a Coca-Cola y puso serias limitaciones sobre dos posibles acuerdos entre empresas de fertilizantes de Rusia. Aún más importante, China, Brasil e India tienen empresas nacionales —paraestatales o del sector privado— que sin duda les gustaría colocar en el escenario global. Permitir que cinco —o tres— multinacionales fortalezcan sus oligopolios en semillas y químicos pondría punto final a esas aspiraciones al tiempo que se aumentan los costos y se reducen las opciones para sus agricultores.

ADAMA, subsidiaria de ChemChina es la séptima empresa agroquímica más grande del mundo, pero la más grande vendedora de agroquímicos no patentados (cuyo valor de mercado en 2014 fue de 3 mil millones de dólares). Hay que notar que solo dos compañías, si no se obstaculiza su integración —Syngenta-ChemChina y Dow-Dupont— controlarían más de la mitad (51.4%) de las ventas de agroquímicos, según información pro-forma de sus ventas en 2014.

 

Agroquímicos                         Ventas en 2014, $ USD Millones                                   Porción del mercado

Syngenta-ChemChina                                              14,602                                                          25.8

DuPont-Dow                                                               14,503                                                          25.6

Monsanto                                                                    5,115                                                              9.0

                                                                                                                                                          60.4

 

Semillas                                     Ventas en 2014, $ USD Millones                                   Porción del mercado

Syngenta-ChemChina                                              3,155                                                                7.9

DuPont-Dow                                                               4,091                                                             10.1

Monsanto                                                                    10,740                                                           26.5

                                                                                                                                                          44.5

 

Mayor información:

Pat Mooney –Director – etc@etcgroup.org - Tel: 613-241-22-67, Cel: 613-240-00-45

Neth Dano - neth@etcroup.org

Veronica Villa (español) –veronica@etcgroup.org

Joëlle Deschambault (francés), joelle@etcgroup.org

Joana Chelo (portugués, alemán), joana@etcgroup.org

 

Contexto:

¿Las Seis Grandes se transforman en trío?

Las seis más grandes empresas de los negocios agrícolas (Monsanto, DuPont, Syngenta, Bayer, BASF y Dow) adquirieron al menos 200 compañías de semillas o plaguicidas tras la introducción de cultivos genéticamente modificados hace 20 años.[2] Ya antes de las fusiones, esas seis representan el 75% de la investigación y desarrollo agrícola del sector privado, controlan el 75% de las ventas mundiales de agroquímicos y 63% de las ventas de semillas comerciales.

Nuevamente, antes de las fusiones, tres compañías (Monsanto, DuPont y Syngenta) controlan el 55% de las ventas de semillas comerciales y el 51% de las ventas de químicos para los cultivos (Syngenta, BASF y Bayer).[3]

Intervenciones recientes de los organismos reguladores con respecto a las fusiones de compañías de agricultura y alimentación:

  • En 2009 el Ministerio de Comercio de China prohibió una transacción: la adquisición de Huiyuan (una marca china de jugos) por Coca-Cola, con valor de 2 mil 400 millones de dólares.[4]
  • En 2010, la empresa rusa de fertilizantes, Uralkali, acordó comprar Silvinit, su competidora, por casi 8 mil millones de dólares.[5] El Ministerio de Comercio de China aprobó su fusión con condiciones argumentando que el mercado del cloruro de potasio se concentraría mucho, que la nueva empresa sería la segunda productora y exportadora más grande y que controlaría una tercera parte del mercado. Junto con el productor número uno, ambas compañías controlarían aproximadamente el 70% de este mercado. Las condiciones fueron mantener procesos y procedimientos previos a la fusión para los clientes dentro de China y seguir cumpliendo las demandas que tuvieran los clientes nacionales. También se designó un fideicomiso para monitorear que dichas condiciones se cumplieran.[6]
  • En 2015, Thai Union Group, la compañía productora de atún enlatado más grande del mundo adquirió Bumble Bee Seafoods por mil quinientos millones de dólares. Sin embargo, las autoridades de Estados Unidos dijeron que el trato sería malo para la competencia en el mercado de productos del mar y bloquearon la fusión.[7]
  • En 2015, el Departamento de Justicia bloqueó la fusión de Sysco y US Foods, dos distribuidores de comestibles de Estados Unidos, argumentando que tendrían el poder para imponer los precios en todo el país a restaurantes, hospitales y otros compradores de comida.[8]
  • En 2014, la Oficina Federal de Competencia de Alemania prohibió que el supermercado EDEKA obligara a los proveedores a otorgar descuentos especiales (en la forma de pagos y beneficios adicionales) después de la adquisición de Plus en 2009, argumentando que ambos negocios eran abusivos y desleales.[9]
  • En 2015, la Oficina Federal de Competencia de Alemania bloqueó la adquisición de Kaiser, vendedora de alimentos, por parte del supermercado EDEKA, argumentando que eventualmente el mercado quedaría muy concentrado, en algunas ciudades en Alemania. Sin embargo, este mes, el ministro alemán de economía, Sigmar Gabriel, revocó el mandato de la oficina de competencia y despejó, con condiciones, la fusión entre EDEKA y Kaiser.[10] Este movimiento fue sumamente cuestionado, y otro distribuidor de comestibles, REWE, amenaza con llevar el caso a la corte. EDEKA registró 46 mil 400 millones de euros en ventas en 2013 y las 451 tiendas de Kaiser y sus 16 mil empleados representan un volumen de negocios de mil 800 millones de euros.

[1] En la página web del Grupo ETC: Campo Jurásico: Syngenta, DuPont, Monsanto: la guerra de los dinosaurios del agronegocio, http://www.etcgroup.org/es/content/campo-jurasico

[2] Anónimo, "Agricultural suppliers – Controversial hybrids", The Economist, 27 de agosto de 2015.

[3] Grupo ETC, “Mega-Mergers in the Global Agricultural Inputs Sector: Threats to Food Security & Climate Resilience”, septiembre de 2015 p.6. [de próxima publicación]

[4] Sundeep Tucker, Peter Smith y Jamil Anderlini, “China blocks Coca-Cola bid for Huiyuan”, Financial Times, 19 de marzo de 2009. http://www.ft.com/intl/cms/s/0/5c645830-1391-11de-9e32-0000779fd2ac.html...

[5] Maria Kolesnikova e Ilya Khrennikov, “Uralkali Agrees on $7.8 Billion Takeover of Silvinit”, Bloomberg Business, 20 de diciembre de 2010. http://www.bloomberg.com/news/articles/2010-12-20/uralkali-offers-to-buy...

[6] Davis Polk & Wardwell LLP, “China Anti-Trust Review 2011”, Davis Polk & Wardwell LLP, 1 de febrero 2012:

http://www.davispolk.com/sites/default/files/files/Publication/96100535-...

9392f4d09164/Preview/PublicationAttachment/f7ab9474-d68a-4919-8ded-

95c3e186632a/020112_China.Antitrust.Review.2011.pdf

[7] Reuters y CNBC, “Thai Union Group scraps $1.5 billion plan to buy Bumble Bee”, CNBC, - Mergers and Acquisitions, 4  de diciembre de 2015. http://www.cnbc.com/2015/12/04/chicken-of-the-sea-and-bumble-bee-foodsdi...

[8] Anónimo, “ Mergers and antitrust in America: Pushing the limits”, The Economist, diciembre 12, 2015. http://www.economist.com/news/business/21679810-frenzy-deals-awakening-a...

[9] Anónimo, “Germany: Federal Cartel Office bans food retail giant EDEKA from squeezing suppliers - Edeka goes to Court”, Eversheds, 12  de agosto de 2014.

http://www.eversheds.com/global/en/what/articles/index.page?ArticleID=en...

[10] Dana Heide y Christopher Cermak, “EDEKA Gets Surprise Takevoer Boost”, Handelsblatt, Nº344, 12 de enero de 2015. https://global.handelsblatt.com/edition/344/ressort/companies-markets/ar...

 

AdjuntoTamaño
PDF icon nws_rls-_synogenta-spanish_feb2016.pdf144.26 KB