La nanotecnología y el Príncipe Precautorio

El Príncipe Precautorio: Según las noticias, las preocupaciones del Príncipe Carlos provienen en parte de su lectura de La inmensidad de lo mínimo (The Big Down), un reporte receinte del Grupo ETC sobre las tecnologías nanoescalares. (Ver www.etcgroup.org para consultar el texto completo y estudios relacionados). Sólo cuatro páginas del estudio, que consta de 90, discuten el futuro del autoensamblaje molecular (el cual, si se hace realidad y llegara a quedar fuera de control, podría llevarnos a un escenario llamado plaga gris). Jim Thomas, de la oficina del Grupo ETC en el Reino Unido, explica: “el Príncipe Carlos no contactó directamente al Grupo ETC, pero pidió siete copias de La inmensidad de lo mínimo. Su actitud es comprensible, muestra que es conciente del amplio espectro de problemas mencionados en el estudio. Estos problemas incluyen las implicaciones ambientales y para la salud que puede tener la manufactura de nano partículas, las implicaciones para las economías nacionales y el empleo, el potencial para que se formen monopolios tecnológicos, así como el futuro realista del autoensamblaje molecular. De hecho, estos mismos temas se discutirán en un seminario en la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, el 11 de junio de este año [ver el recuadro].” El Príncipe simplemente se guía por el principio de precaución con respecto al medioambiente, que es un principio aceptado por los gobiernos a través de las Naciones Unidas. Las noticias sobre el interés del Príncipe han motivado a la industria (y algunos científicos) a querer aislar el Palacio de St. James, argumentando que lo que preocupa al Príncipe no existe, está a siglos de distancia, o existe sólo en la ciencia ficción. Estos virulentos ataques contra el Príncipe tal vez solo sean el final de una serie de errores técnicos y tácticos que están cometiendo los ambiciosos promotores de la nanotecnología.

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here