La tormenta de "El Nuña"

Grupos andinos protestan por la patente del frijol nuña

Testimonios desde el tribunal:

"El frijol nuña es parte de la herencia andina. Es nuestro tesoro. Que una empresa patente una cruza de nuña, reclamando el mérito de haber inventado esta variedad de frijol como novedad mundial, es inmoral y viola los derechos de todos los grupos indígenas", dijo Elías Carreño, coordinador de la campaña "Parar la biopiratería en los Andes", campaña que impulsa la Asociación Kechua-Aymara para la Conservación de la Naturaleza y el Desarrollo Sostenible, ANDES.

Ancianos indígenas de seis comunidades andinas que cultivan frijol nuña se reunieron en febrero de este año para celebrar un tribunal tradicional quechua, con el fin de deliberar acerca de la patente número 6, 040, 503 del gobierno de los Estados Unidos sobre la semilla de este frijol "palomero" concedida a una empresa procesadora de alimentos, la Appropriate Engineering and Manufacturing. La característica genética que ocasiona el inflamiento del frijol al cocerlo, se encuentra únicamente en el frijol nuña de los Andes, mismo que los "inventores" reclaman en su patente. Después de escuchar el testimonio de testigos expertos, el tribunal indígena presentó su veredicto, que fue tajante en su crítica sobre los monopolios de la propiedad intelectual, considerados como depredadores del conocimiento, los derechos y los recursos de los pueblos indígenas.

 

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here