Preocupación porque el IPCC incluye la geoingeniería en su nuevo reporte global

Comunicado de prensa

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicó hoy la primer entrega de su más reciente Informe de Evaluación del cambio climático (AR5 por sus siglas en inglés) un informe que desde su primera versión ha dado la tónica de la discusión sobre este tema en la comunidad internacional.

En su “Resumen para responsables de políticas” que se dirige a los gobiernos, el último párrafo habla de geoingeniería, la manipulación intencional de los sistemas climáticos globales. (1) Aunque el párrafo no apoya la geoingeniería, el solo hecho de que lo hayan incluido preocupa y alarma a las organizaciones de la sociedad civil.

"Este punto no debería ni existir en este resumen", explicó Neth Daño, directora para Asia del Grupo ETC. "El propósito explícito del Grupo de Trabajo I del IPCC [responsable de la publicación], es basarse en los datos científicos más recientes y actualizar el diagnóstico de la situación global, no discutir las medidas para enfrentarlo. Eso es tarea de los Grupos II y III que aún no presentan sus secciones del informe. El reporte que presentaron hoy en Estocolmo no discute ni la energía solar, ni los autos eléctricos, ni el transporte público, ni los mercados de carbono ni ninguna otra respuesta de política real o potencial para la crisis climática. Entonces no se explica por qué el IPCC dedica el último párrafo de su resumen a señalar este tipo de respuestas tecnológicas, que además son especulativas y de alto riesgo”.

La semana pasada, el diario The Guardian, del Reino Unido, reveló que no solamente el IPCC estaba incluyendo la geoingeniería en su resumen, sino que además Rusia le envió comentarios sobre el texto, en apoyo a ésta. (2)

En sus comentarios, el Gobierno de Rusia lamentó la falta de respuestas a la crisis climática y propuso incluir que una "posible solución a este problema [el cambio climático] puede ser el uso de métodos de geoingeniería para estabilizar el clima actual". Rusia también destacó que sus científicos están desarrollando tecnologías de geoingeniería. Aunque parezca increíble, la promoción de la geoingeniería fue el único comentario presentado  por  Rusia  sobre el resumen para los responsables de  políticas —que es considerado un documento delicado políticamente. Se rumorea que los comentarios del gobierno ruso fueron escritos por Yuri Izrael, un abierto promotor de la geoingeniería y  notorio negador del cambio climático. En los últimos años Izrael ha realizado al menos dos experimentos de geoingeniería en pequeña escala, utilizando camiones y helicópteros militares para liberar aerosoles de sulfatos en el cielo.

El texto aprobado anoche en Estocolmo no da precisamente respaldo a la geoingeniería, pues señala que se conoce demasiado poco y que los esquemas de geoingeniería “conllevan efectos laterales y consecuencias de largo plazo a escala global.” Sin embargo, el párrafo sugiere que los métodos de geoingeniería para reflejar la luz del Sol “si son factibles, tienen el potencial para revertir el aumento global de la temperatura” –una asombrosa simplificación que esconde la naturaleza especulativa y la complejidad práctica de lo que aún son propuestas mayoritariamente teóricas. Hay expectativas de que la geoingeniería logre un perfil alto nuevamente en los planteamientos del IPCC. Se espera que en las dos próximas publicaciones del AR5 (Assesment Report) de los Grupos de Trabajo II y III, la geoingeniería se trate con más detalle. Entre los autores de los reportes I, II y III se incluyen conocidos promotores de la geoingeniería, algunos de los cuales también tienen intereses comerciales en su puesta en marcha. Durante todo el proceso de elaboración del AR5, grupos de la sociedad civil han alertado al IPCC del riesgo de que se imponga la agenda de la geoingeniería.   

En 2011, 160 grupos enviaron una carta abierta al IPCC demandándole que no se apartara de su mandato: “brindar información relevante para la elaboración de políticas pero no información políticamente prescriptiva.”

“Ya se escucha un redoble de tambores de los defensores de la geoingeniería, que usarán los reportes del IPCC para presionar por la experimentación y eventualmente el despliegue de la geoingeniería”, advirtió Jim Thomas del Grupo ETC. “Las frases en las que aparece la geoingeinería en el reporte del IPCC importan menos que el hecho mismo de que se encuentren allí.” Se las invocará frecuentemente, con el objetivo de brindar legitimidad y respeto a una serie de sugerencias que se consideran inaceptables y que deberían permanecer así.

Silvia Ribeiro, directora para América Latina del Grupo ETC agrega: “Este reporte podría marcar la mayoría de edad de la geoingeniería, aunque ésta ni siquiera se dirige a las causas del cambio climático. Es un remiendo técnico que podría usarse por los países que son los mayores responsables del cambio climático, para evitar sus compromisos de reducción y podría tener graves consecuencias imprevistas. Lo peor es que podría usarse como arma de guerra. Urge por ello que la Convención ENMOD, sobre el uso bélico de la manipulación climática (4), analice la geoingeniería como violación a ese tratado y que además, la Asamblea General de Naciones Unidas considere prohibirla definitivamente.”

 

Notas a los editores:

1)         El párrafo al final del resumen para responsables de políticas del Grupo 1 (IPCC Working Group 1, Summary for Policy Makers), en la página 21, dice (traducción nuestra):

“Se han propuesto métodos que apuntan a la alteración deliberada del sistema climático para contrarrestar el cambio climático, denominados geoingeniería. La limitada evidencia impide la realización de una amplia evaluación cuantitativa tanto del Manejo de la Radiación Solar (MRS), como de la Remoción de Dióxido de Carbono (RDC) y su impacto en el sistema climático. Los métodos de RDC tienen limitaciones biogeoquímicas y tecnológicas para su potencial aplicación en una escala global. El conocimiento que hay es insuficiente para cuantificar cuántas emisiones de dióxido de carbono podrían compensarse parcialmente mediante RDC en el lapso de un siglo. Los modelos por computadora indican que los métodos de MRS, si fueran factibles, tienen el potencial para revertir sustancialmente el aumento de la temperatura, pero también modificarían el ciclo global del agua y no reducirían la acidificación de los océanos. Si el control o manejo de la radiación solar cesara por alguna razón, hay un alto grado de certeza de que las temperaturas de la superficie global se elevarían muy rápidamente a valores consistentes con los forzantes de los gases con efecto de invernadero. Los métodos de RDC y MRS conllevan efectos laterales y consecuencias de largo plazo a una escala global. {6.5, 7.7}”

2)         Martin Lukacs, “Russia urges UN climate report to include geoengineering (Rusia urge a incluir la geoingeniería en el informe sobre el clima de la ONU) - The Guardian, jueves 19 de septiembre de 2013

3) La Carta abierta al IPCC firmada por más 160 organizaciones se encuentra en línea en

http://www.etcgroup.org/es/content/carta-abierta-al-ipcc-sobre-geoingeniería

4) Convención sobre la prohibición de utilizar técnicas de modificación ambiental con fines militares u otros fines hostiles (ENMOD).

 

Relacionados foros: