Pruebas personales de ADN y el mito de la medicina personalizada

Kits para muestras de saliva, chips SNP y genómica humana

 Tema e impactos: la “medicina personalizada” se basa en la creencia de que podemos —o que pronto algún día podremos— detectar, prevenir y curar las enfermedades según el perfil genético de cada individuo. En todo el mundo se pregona la medicina “genéticamente informada” e individualizada como pilar de la salud y la longevidad, aunque todavía no se demuestra su eficacia y utilidad. Sin embargo, las pruebas de ADN en el terreno avanzan rápidamente. El mercado mundial para las pruebas genéticas personales se estima en $730 millones de dólares y crece 20% cada año, según los analistas.  Una proliferación de pruebas genéticas personales no reglamentadas contribuye al crecimiento de ese mercado. Hoy existen más de mil pruebas genéticas personales diferentes en el mercado. La mercadotecnia de las pruebas genéticas personales pretende hacernos creer que nuestros genes nos definen y son la llave de la salud y el bienestar. En los hechos, la información derivada de la mayoría de las pruebas genéticas de este tipo tiene un uso muy limitado para los pacientes, pero es sumamente valiosa para las empresas y los investigadores que tratan de establecer los vínculos entre las condiciones médicas y las variaciones genéticas, que les permiten –así lo esperan- desarrollar fármacos para personas con determinados perfiles genéticos. En el corto plazo, los fármacos que se retiraron del mercado debido a reacciones adversas inesperadas en un pequeño porcentaje de la población podrían venderse nuevamente como medicamentos personalizados, destinados sólo para quienes cuentan con el perfil genético apropiado. A través de una mercadotecnia audaz (y con frecuencia engañosa), algunas empresas persuaden a consumidores y consumidoras para que paguen por  guardar sus datos genéticos y la información sobre su salud, que las empresas pretenden utilizar (por ejemplo, vendiéndolos a la industria farmacéutica) para la investigación y el desarrollo de fármacos. Aun cuando las pruebas de ADN actualmente son costosas, riesgosas (pueden derivar en violaciones a la privacidad y en discriminación) y la información que proveen tiene una utilidad muy limitada, se están vendiendo como lo más avanzado, como el nuevo accesorio infaltable, el iPod del mundo médico.

AdjuntoTamaño
PDF icon GenomixSpitKitsSpaFin.pdf306.51 KB

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here