Carta abierta de organizaciones de la sociedad civil sobre la contaminacion transgenica en los centros de origen

Al Gobierno Mexicano y a la comunidad internacional.

El 9 de octubre del 2003, campesinos y comunidades indígenas, junto con organizaciones de la sociedad civil en México, publicaron los resultados iniciales de sus pruebas sobre la contaminación de las variedades nativas de maíz en al menos nueve estados, aunque la siembra de maíz transgénico está prohibida en México. Los resultados, que son parte de más estudios en curso, mostraron que la contaminación es mucho más grave y está mucho más extendida que lo que se pensaba anteriormente (por ejemplo en el estudio de los científicos Chapela y Quist de Berkeley y del Instituto Nacional de Ecología en México).

Un hecho alarmante es que encontraron contaminación con maíz Starlink (prohibido para el consumo humano en Estados Unidos y finalmente retirado del mercado) y plantas contaminadas con hasta tres transgenes diferentes, lo que podría indicar que la contaminación ha estado ocurriendo desde hace varias generaciones. Todas las secuencias identificadas están patentadas por alguna de las cinco multinacionales que controlan la industria biotecnológica agrícola.

Los pueblos indígenas de México y los campesinos, creadores y custodios del maíz, consideran esta contaminación uno de los ataques más ofensivos contra sus culturas, economías y formas de vida. El maíz es una parte fundamental de la dieta y cultura de cada mexicano. Estamos profundamente preocupados por el hecho de que a pesar de los riesgos que implica la contaminación, han pasado dos años desde que se descubrió por primera vez y no ha habido acción efectiva del gobierno mexicano ni la comunidad internacional para detenerla. El gobierno está ahora considerando aprobar una ley de bioseguridad que ha sido duramente criticada por los pueblos indígenas y las organizaciones de agricultores de México, así como por organizaciones ambientalistas y de la sociedad civil. Esta ley facilitaría el aumento de la contaminación.

La contaminación es un tema que concierne a todo el mundo, en tanto que el maíz es uno de nuestros cultivos alimentarios más importantes y México es reservorio de su diversidad genética, de la cual todos dependemos. Los cambios en la política que se están considerando ahora podrían poner al gobierno mexicano en el trágico papel histórico de haber permitido la destrucción de un recurso crítico para el futuro global de la seguridad alimentaria, y haber puesto en riesgo la herencia más preciosa de los pueblos indígenas y campesinos de México.

AdjuntoTamaño
Download File0 bytes