Declaración conjunta internacional sobre el escándalo del maíz en México

Más sobre el escándalo del maíz en México

Más de 140 organizaciones campesinas y otras de la sociedad civil de todo el mundo dan a conocer una declaración conjunta sobre la contaminación con maíz transgénico en México.

La declaración se hizo pública en relación a una reunión reciente del Comité de Recursos Genéticos del CGIAR (Grupo Consultivo de Investigación Agrícola Internacional) en Filipinas.

Las organizaciones de la sociedad civil rechazan que el debate sobre este tema se centre en "metodologías científicas", ya que existen indicadores claros que muestran la contaminación. Demandan que el CIMMYT reconozca la situación y que el CGIAR y la FAO trabajen en conjunto con el Convenio de Diversidad Biológica para parar y prevenir la contaminación en Mesoamérica, centro de origen y diversidad del maíz.

La declaración sigue a continuación.

* * *

DECLARACIÓN CONJUNTA INTERNACIONAL SOBRE EL ESCÁNDALO DEL MAÍZ EN MÉXICO

A partir de la evidencia de que el Centro Mesoamericano de Diversidad Genética se encuentra contaminado con maíz genéticamente modificado se ha desatado una enorme polémica. Dos científicos respetados están siendo objeto de diversos ataques y se ha cuestionado el proceso de revisión por pares de una reconocida publicación científica. Hay controversia al interior de los ministerios mexicanos de ambiente y agricultura y paralelalemente organizaciones intergubernamentales e instituciones científicas internacionales se entretienen en debatir metodologías en lugar de cumplir con sus responsabilidades.

ANTECEDENTES

Todo comenzó con un artículo en la revista Nature en septiembre pasado, en el cual se informó los resultados de una investigación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México (SEMARNAT), previamente dados a conocer en México, en la que se comprobaba un grado importante de contaminación con maíz transgénico en variedades campesinas de dos estados. En noviembre se publicó, también en Nature, un artículo revisado por pares del Dr. Ignacio Chapela y David Quist, un estudiante graduado de la Universidad de California en Berkeley. En tal artículo se ofrece evidencia científica de la contaminación transgénica en México. Una nota posterior en Nature Biotechnology afirmó que los científicos de Berkeley tenían además datos preliminares no confirmados de que la contaminación transgénica se había colado hasta el banco genético de maíz más importante del mundo (CIMMYT).

El 23 de enero, en un seminario realizado por organizaciones de la sociedad civil en México, una representante de la Secretaría del Ambiente de ese país presentó los resultados de un nuevo estudio que reveló que se había encontrado contaminación transgénica en las variedades de los campesinos en porcentajes de hasta 35% en comunidades de Oaxaca y Puebla. Estos resultados fueron presentados conjuntamente por el Instituto Nacional de Ecología de la SEMARNAT y la Comisión Nacional para la Biodiversidad (CONABIO). Los académicos pro-transgénicos y cercanos a la industria redoblaron sus ataques. Las noticias de que el centro de diversidad genética hubiera sido contaminado con materiales genéticamente modificados podrían terminar con las expectativas de que la Unión Europea suspendiera en marzo su moratoria de facto a la entrada de transgénicos.

La industria también ve con mucha preocupación que la reunión de la Convención sobre Diversidad Biológica el próximo abril, pudiera ceder a las presiones internacionales para el etiquetado de transgénicos y a las demandas planteadas por México, entre otros países, sobre mecanismos compensatorios en relación a los accidentes de la biotecnología.

LA SOCIEDAD CIVIL Y EL CIMMYT

El 6 de febrero, varias de las organizaciones campesinas más importantes -tal como Via Campesina- y otras organizaciones de la sociedad civil presentes en el II Foro Social Mundial en Porto alegre, Brasil, escribieron conjuntamente al Director General de la Organización de la Alimentación y la Agricultura de la ONU, (FAO), Jacques Diouf, así como a Ian Johnson, Vicepresidente del Banco Mundial y Director del Grupo Consultivo Internacional para la Investigación Agrícola (CGIAR), exhortándolos a llamar a una moratoria a los cargamentos de maíz transgénico a los centros de diversidad genética.

Las cartas fueron elaboradas parcialmente en base a la información surgida en intercambios telefónicos y de correo electrónico con el Dr. Tim. Reeves, Director General del Centro Internacional para el Mejoramiento del Maíz y el Trigo, (CIMMYT, uno de los 16 centros de la "Revolución Verde" del CGIAR ). Si bien Reeves advirtió que la metodología con la cual se hicieron los estudios de contaminación estaba siendo cuestionada, y que tres rondas de investigación en el CIMMYT habían comprobado la no existencia de contaminación en sus bancos genéticos de maíz, estuvo de acuerdo en que sí había contaminación transgénica en México y que sería solo cuestión de tiempo antes de que ésta llegara hasta los bancos genéticos. Reeves ofreció que sus comentarios fueran citados. Posteriormente, el director del CIMMYT consideró desafortunado que las organizaciones de la sociedad civil no esperaran una aclaración sobre los asuntos metodológicos antes de escribir a la FAO y al CGIAR, pero mantuvo los dos argumentos más importantes: que existe contaminación en un centro de diversidad genética, y que es cuestión de tiempo antes de que la contaminación alcance los bancos genéticos -si no lo ha hecho ya.

LA ESTRATEGIA DE LA INDUSTRIA:

El CIMMYT difícilmente podría ser descripto como "anti-transgénicos". Cuenta con el programa de biotecnología más avanzado entre los centros del CGIAR. Entonces cabe preguntarse ¿porqué algunos científicos e instituciones atacan los resultados de las investigaciones de los científicos de Berkeley e ignoran las del gobierno de México? Parecería una empresa condenada al fracaso, ya que más allá de la discusión metodológica sobre el estudio de Berkeley, ningún científico serio podría cuestionar realmente el hecho de la contaminación.

Sin embargo, para los voceros de la industria, hay hay tres razones que explican porqué prefieren ir por ganancias de corto plazo en lugar de enfrentar los problemas de fondo:

1. Control de daños en Europa y Brasil:

El consumidor más grande del mundo de importaciones agrícolas no transgénicas (la Unión Europea) aún está dudando qué posición final tomar ante el tema de los transgénicos. El descrédito de la mayor cantidad posible de quienes cuestionan a los transgénicos aumenta las posibilidades de la industria de lograr que se suspenda la moratoria de facto cuando los jefes de estado de la Unión Europea se reúnan en Barcelona el 15 y 16 de marzo. Por otro lado, dentro de Brasil -el mayor exportador de productos agrícolas no transgénicos en el mundo- la industria ha estado haciendo una ruidosa campaña a favor de los transgénicos. Las preocupaciones acerca del daño ambiental en Mesoamérica se traducen rápidamente en alarmas brasileñas acerca del daño que pudiera causarse al Amazonas. Al igual que en Europa, el escándalo en México son malas noticias para la industria biotecnológica en Brasil.

2. Contención del Protocolo de Bioseguridad:

Cuando los ministros del ambiente se reúnan en La Haya (8 al 26 de abril), la tecnología Terminator y el Protocolo de Bioseguridad estarán entre los puntos más álgidos de la agenda. El Protocolo pone especial énfasis en el rol de los centros de origen y diversidad genética. A menos que puedan mantener como duda el hecho de que Mesoamérica está contaminada, podría haber una enorme presión para llamar a una moratoria y para que la industria se vea obligada a pagar la factura por los daños.

3. Intimidación académica:

La industria de la biotecnología fue golpeada por los informes científicos de respetados académicos como el Dr. Arpad Pusztai y ahora Ignacio Chapela y David Quist (autores del estudio de Berkeley). Pusztai (anteriormente empleado del Rowett Institute en Edinburgo, Reino Unido) publicó un estudio revelando que la alimentación de ratas con papas genéticamente modificadas interfirió en su crecimiento, desarrollo de órganos y sistema inmunológico. Esto le costó a Pusztai el empleo y lograron acallarlo temporalmente. Ahora al parecer, tienen la misma intención con Chapela y Quist, como una advertencia a cualquier otro académico que rompa filas en la investigación sobre organismos genéticamente modificados. Acádemicos cercanos a la industria están desarrollando una campaña antiética de desprestigio contra los investigadores de Berkeley.

En este estado de situación, no sorprenden los intentos desesperados de la industria biotecnológica para crear cortinas de humo y confusión sobre este escándalo. Si los Jefes de Estado de la Unión Europea levantan su moratoria en marzo y la Convención de Diversidad Biológica logra salir de la reunión de abril sin establecer demandas de compensaciones por contaminación, entonces las noticias que vengan en mayo, por malas que sean, serán más manejables.

EL PAPEL DEL CIMMYT

Lo que es más difícil de comprender es el silencio del CIMMYT y de todos los centros del CGIAR. Escondiéndose detrás del debate sobre metodologías de detección de transgénicos, que ellos mismos dicen que es irrelevante, el Centro, que entre sus obligaciones está la de conservar la diversidad genética del maíz, ha fracasado en establecer de manera clara y pública su punto de vista sobre la situación, es decir, que existe contaminación en el campo y que habrá (o ya hay) contaminación en los bancos genéticos. Sin tomar partido o siquiera entrar en el debate sobre las metodologías, el CIMMYT debe hacer lo que su mandato le exige: declarar lo que consideran que es la situación real y anunciar los pasos que están tomando -y que piensan que otros deberían tomar- para conservar la diversidad y respaldar a los campesinos. Cualquier cosa menos que eso es complicidad corporativa, totalmente inaceptable.

Exhortamos al CIMMYT a:

*Reconocer públicamente que existe contaminación con maíz transgénico en Mesoamérica;

*Confirmar que bajo las circunstancias actuales el supuesto operativo es que la contaminación en los bancos genéticos es inevitable.

Exhortamos a la FAO a:

*Asegurar que el Código de Conducta sobre Biotecnología (en elaboración), incorpore mecanismos para controlar la difusión de los materiales genéticamente modificados hacia regiones vulnerables y garantizar que los costos de la restauración de los ecosistemas así como las compensaciones para los agricultores y las naciones sean asumidas por aquellos que contaminan.

Exhortamos al CGIAR y la FAO en conjunto a:

*Revisar el actual Acuerdo de Fideicomiso FAO-CGIAR para asegurar que se proteja la integridad del germoplasma que se encuentra bajo este fideicomiso y que no existe ningún tipo de reclamo de propiedad intelectual que afecte ninguna parte de ese germoplasma;

*Emitir recomendaciones para salvaguardar las variedades locales de los agricultores y los bancos genéticos.

*Proponer una moratoria inmediata sobre los cargamentos de semillas o granos genéticamente modificados destinados a países o regiones que forman parte de los centros de origen o de diversidad de las especies.

Exhortamos a las instituciones académicas y a la industria a:

*Renunciar inmediatamente al uso de tácticas intimidatorias para acallar a los potenciales científicos "disidentes". Llamamos a la comunidad científica a apoyar públicamente la libertad de los científicos cuyos estudios entran en conflicto con los intereses de la industria y a censurar a los académicos e instituciones que difaman la competencia o integridad de quienes publican estudios revisados por pares.

Demandamos que la 6ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica, a celebrarse en La Haya, Holanda, del 8 al 26 de abril, incluya en su agenda el tema de la contaminación transgénica en los centros de origen y centros de diversidad genética para su debate urgente, y que la Cumbre Mundial de la Alimentación Cinco Años Después, que tendrá lugar en Roma del 6 a 13 de junio, también incluya este tema en su agenda.

Los firmantes de esta declaración incluyen:

 

  • FOOD FIRST / INSTITUTO PARA LAS POLITICAS DE ALIMENTACION Y DESARROLLO http://www.foodfirst.org
  • GRUPO ETC (antes RAFI) http://etcgroup.org
  • LA VIA CAMPESINA
  • RED POR UNA AMERICA LATINA LIBRE DE TRANSGENICOS
  • SUE EDWARDS AND DR. TEWOLDE EGZIABHER, INSTITUTE FOR SUSTAINABLE DEVELOPMENT, ADDIS ABEBA, ETIOPIA
  • DR. BEATRIX TAPPESER INSTITUTE FOR APPLIED ECOLOGY, ALEMANIA
  • BRIAN TOKAR INSTITUTE FOR SOCIAL ECOLOGY (WWW.SOCIAL-ECOLOGY.ORG)
  • HECTOR MAGALLON GREENPEACE MÉXICO
  • DOREEN STABINSKY
  • GREENPEACE INTERNATIONAL
  • RYAN ZINN GLOBAL EXCHANGE
  • FERNANDO BEJARANO RED DE ACCION SOBRE PLAGUICIDAS Y ALTERNITIVAS, MÉXICO
  • INSTITUTE FOR SUSTAINABLE DEVELOPMENT, ESLOVENIA
  • DR. HANS R. HERREN, DIRECTOR GENERAL INTERNATIONAL CENTRE OF INSECT PHYSIOLOGY AND ECOLOGY
  • PATRICK MULVANY FOOD SECURITY POLICY ADVISER ITDG WWW.ITDG.ORG WWW.UKABC.ORG
  • ACTION RESOURCE CENTER.
  • MARGARET WEBER ADRIAN DOMINICAN SISTERS
  • LARRY J. GOODWIN, ASSOCIATE DIRECTOR FOR ORGANIZING AFRICA FAITH & JUSTICE NETWORK
  • ALLIANCE OF INDIGENOUS PEOPLE ORGANISATIONS IN ANDHRA PRADESH CONVENOR: K. PANDU DORA
  • CONNY ALMEKINDERS
  • DR. RAUL HERNANDEZ GARCIADIEGO ALTERNATIVES AND PROCESSES FOR SOCIAL PARTICIPATION ANTHRA, INDIA
  • RÜDIGER STEGEMANN ASSOCIATION FOR THE CONSERVATION OF CROP DIVERSITY
  • PAUL NICHOLSON UNION DE CAMPESINOS VASCOS
  • ELVA FRANCO RED DE SEMILLAS DEL PAIS VASCO
  • MARGRIET ZOETHOUT BOTH ENDS/ ENVIRONMENT AND DEVELOPMENT SERVICE FOR NGOS
  • VORSITZENDER HUBERT WEINZIER BUND NATURSCHUTZ, ALEMANIA
  • UTE RÖNNEBECK BUNDESARBEITSGEMEINSCHAFT DER EVANGELISCHEN JUGEND IM LÄNDLICHEN RAUM, ALEMANIA
  • KARSTEN WOLFF, CONSULTANT FOR PUBLIC RELATIONS BUKO AGRO COORDINATION
  • DR. NARCISO BARRERA-BASSOLS, Holanda
  • GÉRARD CHOPIN, COORDINATOR COORDINATION PAYSANNE EUROP=C9ENE
  • BEVERLY BELL CENTER FOR ECONOMIC JUSTICE, ESTADOS UNIDOS
  • CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL CAMBIO EN EL CAMPO MEXICANO (CECCAM), MÉXICO
  • CLEAN WATER ACTION LINDA SETCHELL
  • CHRISTINE ANDELA COASAD CENTRAL AFRICA COORDINATION, ÁFRICA
  • MARIO SALERNO HEAD OF THE HORTICULTURE SECTION COLLEGE OF AGRICULTURE, GUZE MICALLEF, MALTA
  • ANGELICA CIBRIAN, GRADUATE FELLOW CENTER FOR ENVIRONMENTAL RESEARCH AND CONSERVATION COLUMBIA UNIVERSITY, ESTADOS UNIDOS
  • DAVID PIMENTEL, UNIVERSIDAD DE CORNELL, ITHACA, NY, ESTADOS UNIDOS
  • DIANA LUQUE, MEXICO
  • RONALD NIGH, PRESIDENTE DANA, A.C.
  • URSULA OSWALD DESARROLLO ALTERNATIVO, A.C., MÉXICO
  • DIVERSE WOMEN FOR DIVERSITY
  • HUGO PERALES DEPARTAMENTO DE AGROECOLOGIA, EL COLEGIO DE LA FRONTERA SUR, MÉXICO
  • ETIENNE VERNET ECOROPA, FRANCIA
  • LOTTE ASVELD EURODUSNIE, ANARCHIST COLLECTIVE/POLITICAL CENTRE
  • EKOGAIA FOUNDATION
  • JAVIER M. CLAPAROLS, DIRECTOR ECOLOGICAL SOCIETY, FILIPINAS
  • DR. M. ADETOLA BADEJO ENPROCT RESEARCH GROUP
  • BOGDAN PARANICI, PRESIDENT THE ENVIRONMENTAL ASSOCIATION TER, RUMANIA
  • MAITE ARISTEGI, GENERAL SECRETARY, ENRIKE GISASOLA, UNION MEMBER RESPONSIBLE FOR GENETIC ENGINEERING ISSUES, AND HELEN GROOME, TECHNICAL ADVISOR ON GENETIC ENGINEERING ISSUES EHNE: BASQUE FARMERS' UNION , PAÍS VASCO
  • BERHAN G. EGZIABHER, GENERAL MANAGER ENVIRONMENTAL PROTECTION AUTHORITY, ETIOPÍA
  • BETH BURROWS, PRESIDENT/DIRECTOR THE EDMONDS INSTITUTE, ESTADOS UNIDOS
  • PAT MOONEY ETC GROUP WWW.ETCGROUP.ORG
  • HERBERT LOHNER, PROJEKTREFERENT FRIENDS OF THE EARTH GERMANY - BERLIN BRANCH, ALEMANIA
  • FELIPE MONTOYA, PH.D., DIRECTOR FUNDACIÓN MILPA (MISIÓN DE INTERCAMBIO ENTRE LABRADORES PARA EL AMBIENTE)
  • FEDERATION OF INDONESIAN PEASANT UNION (FSPI), INDONESIA
  • PETER ROSSET FOOD FIRST/ INSTITUTE FOR FOOD AND DEVELOPMENT POLICY , USA WWW.FOODFIRST.ORG
  • GREEN PARTY OF SOUTH AFRICA , SUDÁFRICA
  • GESTION AMBIENTAL COMUNITARIA PARA LA CONSERVACION DE LA BIODIVERSIDAD PROYECTOS DE DESARROLLO SIERRA NORTE DE OAXACA A.C., MÉXICO
  • GIRIJANA DEEPIKA ADIVASI PEOPLES ORGANIZATION , INDIA
  • CATARINA ILLSLEY, COORDINADORA GENERAL GRUPO DE ESTUDIOS AMBIENTALES A.C. , MÉXICO
  • ANDREA CARMEN, EXECUTIVE DIRECTOR, INTERNATIONAL INDIAN TREATY COUNCIL, INDIA
  • CHELA VAZQUEZ INSTITUTE FOR AGRICULTURE AND TRADE POLICY
  • INDIGENOUS PEOPLES' BIODIVERSITY NETWORK (IPBN), INTERNATIONAL
  • TEJO WAHYU JATMIKO (EXCECUTIVE DIRECTOR) KONPHALINDO (NATIONAL CONSORTIUM FO FOREST AND NATURE CONCERVATION IN INDONESIA), INDONESIA
  • ASOCIACION KECHUA-AYAMARA "ANDES", PERU
  • ALEJANDRO NADAL, MÉXICO
  • ORGANIC FARMERS ASSOCIATION CENTRAL ESLOVENIA
  • SIMON HARRIS ORGANIC CONSUMERS ASSOCIATION
  • ORGANIC AGRICULTURE ASSOCIATION, ALABANIA
  • ELLEN HICKEY PESTICIDE ACTION NETWORK NORTEAMÉRICA
  • YEOH J. K., GE CAMPAIGN RESEARCH OFFICER PESTICIDE ACTION NETWORK ASIA AND THE PACIFIC (PAN AP), ASIA
  • ROMEO F. QUIJANO, M.D., PRESIDENT PESTICIDE ACTION NETWORK, FILIPINAS
  • WALAIPORN OD-OMPANICH RURAL RECONSTRUCTION ALUMNI AND FRIENDS ASSOCIATION, RRAFA
  • ANA MARÍA ACEVEDO TOVAR RED CIN SUDAMÉRICA
  • DR UMA SHANKARI RASHTRIYA RAITHU SEVA SAMITHI
  • DR.AGR. FRIEDRICH MUMM VON MALLINCKRODT SARD PRIZE AWARD
  • SZYMON SIENIARSKI SOCIAL ECOLOGICAL INSTITUTE
  • GILLIAN KERCHHOFF, NATIONAL COORDINATOR SAFEAGE
  • ANDREW TAYNTON SAFE FOOD COALITION, SUDÁFRICA IN ASSOCIATION WITH THE NATURAL LAW PARTY.
  • JASON BOEHK SARASOTA ALLIANCE FOR SAFE FOODS
  • INGER KÄLLANDER, PRESIDENT SWEDISH ECOLOGICAL FARMERS ASSOCIATION , SUECIA
  • UNION OF SLOVENIAN ORGANIC FARMERS ASSOCIATIONS
  • UMANITERA, ESLOVENIA
  • RORY SHORT, SUDÁFRICA
  • RURAL VERMONT
  • CLARA INES NICHOLLS ,RESEARCH FELLOW, INSECT BIOLOGY UNIVERSITY OF CALIFORNIA, BERKELEY, ESTADOS UNIDOS
  • RAINER ENGELS, COORDINATOR WORKING GROUP ON AGRICULTURE AND NUTRITION OF THE GERMAN NGO-FORUM ENVIRONMENT & DEVELOPMENT
  • WYTZE DE LANGE XMINUSY SOLIDARITYFUNDS
  • YAKSHI, INDIA

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here