Sanciones 'Traidoras'?

Sin semillas en Seattle -La tecnologia Terminator tambien es una amenaza en las negociaciones comerciales.

La negativa de Dan Glickman (Secretario de Agricultura de los EE.UU.) a rechazar la tecnología Terminator (manipulación genética que vuelve estériles las semillas cosechadas) podría dejar sin sueño a varias delegaciones participantes en la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a llevarse a cabo en Seattle. La semana próxima, cuando se reúna la OMC en Seattle, se supone que los gobiernos acordarán el comienzo de una nueva ronda de negociaciones, llamada "Ronda del Milenio". Los Estados Unidos (EE.UU.) presionarán por regulaciones agrícolas que favorezcan a sus empresas unilateralmente y por acuerdos más severos sobre propiedad intelectual en biotecnología.. Algunas delegaciones y organizaciones de la sociedad civil presentes en Seattle, temen que el Tío Sam no resista la tentación de utilizar Terminator o (más probablemente) "Traitor" (el manejo a control remoto de las características de los cultivos) para dictar a su antojo las políticas comerciales a llevar a cabo en Africa, Asia, y América Latina.

SANCIONES TRAIDORAS
Según Pat Mooney, Director Ejecutivo de RAFI, "No tendría sentido decir que los EE.UU. están desarrollando la tecnología Traitor para la guerra económica o biológica. Por otra parte, " agrega Mooney, "la historia demuestra que sería imprudente pensar que los EE.UU. darán la espalda a una arma tecnológica que puede servirles para realizar sus objetivos comerciales y de política exterior." "Cuando nos reunimos con el Sr Glickman el mes pasado" recuerda Hope Shand, Directora de investigaciones de RAFI-USA "le dijimos que Monsanto y AstraZeneca ya habían abandonado Terminator y que la Fundación Rockefeller junto con varias organizaciones internacionales de investigación agrícola y varios países, se habían opuesto al uso comercial de esta tecnología. Pero Glickman continúa rehusándose a dejar la estrategia de la esterilización. Esto, necesariamente prende una alarma -seguramente muy temprana- sobre el posible uso de "Sanciones Traidoras."

El Ministerio de Agricultura de los EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) desarrolló la teconología Terminator original junto con Delta and Pine Land Co. Delta and Pine Land aceptó una fusión con Monsanto, que estaba desarrollando su propia versión de Terminator. Cuando Monsanto accedió a desechar la tecnología, los funcionarios del USDA continuaron defendiendo su patente y dijeron que esperaban que la compañía reconsiderara su posición. La postura del USDA añadió mas leña al fuego para la especulación internacional acerca de otros posibles usos de esta tecnología por parte de los EE.UU.

TRANSGRESIONES AL TRATADO?
La preocupación sobre el potencial uso de las Tecnologías Traitor como armas biológicas, surge en el momento en que se preparan en Ginebra las negociaciones supuestamente finales- para actualizar la Convención sobre Armas Tóxicas y Biológicas de 1972. La mayor oposición a que se revise este Tratado internacional, proviene de los EE.UU. y de compañías biotecnológicas de los EE.UU. que se oponen a algunos de los protocolos sobre investigación y desarrollo y a las provisiones sobre monitoreo de la producción biotecnológica.

TERRORISMO TRAIDOR?
"Terminator es en su esencia," dice Hope Shand, " tan sólo una manifestación más de la Tecnología Traitor, que es un mecanismo biotecnológico para activar o desactivar características de los cultivos mediante el uso de un inductor químico externo, por ejemplo un herbicida. Teóricamente es posible manipular los cultivos de otro país, al conceder o negar el acceso al catalizador o inductor." Desde Ottawa, Julie Delahanty de RAFI nos da un ejemplo concreto, "Zimbawe cultiva algodón, si Delta and Pine Land logra concretar su fusión con Monsanto, la nueva empresa controlará la mayoría del suministro mundial de semillas de este cultivo, tanto convencionales como biomanipuladas. Monsanto también es propietaria de Round-Up, el herbicida más usado en el mundo. Como estrategia comercial, Monsanto podría desarrollar nuevas generaciones de semillas de alta tecnología con características "atractivas" para los agricultores de Zimbawe, que posiblemente les darían la bienvenida. Para proteger su mercado, Monsanto podría insertar las características de forma tal que el cultivo fracase si los agricultores no fumigan los campos regularmente con una fórmula especial de su herbicida Round-Up. Sin fumigación, no se expresa la característica, y la cosecha fracasa. Esto es más peligroso que Terminator," continúa Delahanty, "Por que Terminator sólo esteriliza la semilla para que no pueda ser utilizada en la siguiente temporada. Pero la tecnología Traitor puede volver el cultivo inútil si los agricultores no se comprometen a continuar comprando el inductor químico. Si Zimbabwe entra en una disputa textil con los EE.UU., lo único que el Representante Comercial de los EE.UU. tendría que hacer es amenazar con negar las licencias de exportación de este ensopado de Round-Up. Este único acto sería suficiente para poner a los agricultores de rodillas." En Uruguay, Silvia Ribeiro de RAFI está de acuerdo. "Las sanciones "traidoras" pueden venir a través de muchas formas tecnológicas," agrega, "incluyendo el control remoto de características para afectar el rendimiento, el contenido nutritivo, la altura o robustez. Es posible fabricar cultivos adictos que no pueden ser cosechados sin su droga química. Cortando abruptamente el suministro de ese químico, se puede crear instantáneamente cosechas fallidas, luego de que los agricultores ya los sembraron."

EL ROUND-UP DEL MILENIO?
Según RAFI, las tecnologías Traitor le dan a los Estados Unidos un arma única y muy poderosa, que puede ser utilizada para imponerle a sus socios comerciales sus propias normas en temas agrícolas y de patentes. El uso de esta tecnología para controlar la producción de alimentos debería ser discutido en estas negociaciones. "Los Estados Unidos siempre han utilizado su propia legislación de comercio y agricultura para amenazar y aplicar sanciones a sus rivales comerciales," anota Silvia Ribeiro, "raramente ha dudado en dejar de lado los procedimientos y normas internacionales hasta del propio GATT o la OMC si no le convenían a los intereses de EE.UU. Si Estados Unidos quisieran cambiar mínimamente esta imagen, debería declarar las tecnologías Terminator y Traitor contrarias a la moral pública. Los gobiernos en Seattle deberían reconocer la primacía de la seguridad alimentaria nacional y el medioambiente ante los acuerdos comerciales." Hope Shand insiste "Seattle no debe ser el inicio del "Round-Up del Milenio."

"La Tecnología Traitor no sólo debería ser rechazada en Seattle," agrega Pat Mooney de RAFI, "en Ginebra, el Grupo de trabajo Ad-Hoc que se encuentra revisando la Convención sobre Armas Tóxicas y Biológicas de 1972 debería demandar esta investigación de los EE.UU. y declararla violatoria del Primer artículo del protocolo." Julie Delahanty concuerda, "Terminator fue desarrollado por el Gobierno de los EE.UU. con el propósito expreso de negar a los agricultores de otros países el derecho a guardar semillas. Cuando la patente fue concedida en marzo de 1998, los inventores de la USDA fueron explícitos en este punto y no dieron ninguna justificación agronómica para esta tecnología. Los países que acepten la Tecnología Traitor dejarían su seguridad alimentaria al azar." Además de la USDA, todas las grandes compañías agrobiotecnológicas de Norte América y la Unión Europea (UE) están desarrollando sus propias versiones de Traitor. Pat Mooney concluye, "En Seattle y Ginebra, los Gobiernos deben condenar las Sanciones Traidoras como un arma biológica ofensiva." A menos que puedan probar que Terminator tiene usos benéficos o que su investigación sobre Terminator tiene fines "puramente defensivos", los EE.UU. están violando la Convención sobre Armas Tóxicas y Biológicas. "Los burócratas de la USDA han estado tomando clases de redacción creativa para encontrar condiciones que presenten esta tecnología como útil. Es más o menos como tratar de explicarle los beneficios de una lobotomía a un preso político," sugiere Mooney. "RAFI no dice que los EE.UU. hayan transformado intencionalmente el trigo para usarlo como arma, o intentado transformar Terminator o Traitor en herramientas para una guerra económica. Francamente dudamos que la idea ni siquiera haya cruzado por sus mentes. Pero no dudamos tampoco que si aparece la oportunidad comercial, los EE.UU. seguramente explotarán su potencial armamentístico. Si llevamos este análisis a sus últimas consecuencias, las "Sanciones Traidoras" son una guerra contra los agricultores y todos los que sufren hambre en el mundo."

ANTECENDENTES

25 AÑOS UTILIZANDO LOS ALIMENTOS COMO ARMAS:
El Gobierno de los EE.UU., utilizaría alimentos para imponer sus políticas comerciales en otros países? "Los alimentos han sido por largo tiempo una herramienta política utilizada en la política exterior estadounidense," señala Mooney. 25 años atrás, en noviembre de 1974, Earl Butz, entonces Secretario de Agricultura de EE.UU, declaró en la Conferencia Mundial de Alimentación en Roma que la comida es un arma, llamándola "una de las principales herramientas de nuestra cartera de negociaciones." Esta aseveración política hecha por un Secretario de Agricultura republicano también representa la visión de un ex-Vice-Presidente de los EE.UU., Hubert Humphrey, perteneciente al Partido Demócrata. En 1957, Humphrey dijo a una audiencia de estadounidenses que, "si uno busca que la gente se confíe a nosotros y que sus condiciones de cooperación con nosotros sean a partir de la dependencia, me parece que la dependencia alimentaria es formidable."

Extracto de la Convención sobre Armas Tóxicas y Biológicas, actualmente en re-negociación en Ginebra:

Articulo I. Cada Estado Parte de esta Convención se compromete a no desarrollar, producir, almacenar, adquirir o retener bajo ninguna circunstancia:
(1) Agentes biológicos o microbianos, o toxinas de cualquier origen o método de producción, de tipos y en cantidades que no tienen justificación para fines profilácticos, protectivos u otros fines pacíficos;
(2) Armas, equipamiento o medios de distribución diseñados para utilizar dichos agentes o toxinas con fines hostiles o en un conflicto armado.

(1) NOTA DEL TRADUCTOR: En inglés "Trait" significa Característica y "Traitor" traidor de ahi el uso de "Trait" y "Traitor" como un juego de palabras resultando en características traidoras.

 

Related Fora: 

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here