¿Dónde quedó la bolita de la contaminación?

La industria explota un nuevo estudio sobre maíz transgénico en México

Los defensores de la biotecnología industrial están usando un nuevo estudio científico -que no encontró evidencias de contaminación de maíz transgénico en un área de un estado de México (Oaxaca)- para afirmar que el maíz nativo nunca estuvo amenazado y que si lo estuvo alguna vez, la contaminación se evaporó milagrosamente. Un representante de los agronegocios en México declaró incluso que "con este estudio se allana el camino para poder iniciar las siembras comerciales de maíz genéticamente modificado"

Según Silvia Ribeiro, del Grupo ETC en México "No sorprende que la industria use los resultados del estudio para servir sus propios intereses -como "prueba" de que la contaminación ya no existe y que se deberían extender los cultivos transgénicos a todas partes, incluso en los centros de origen. Las comunidades indígenas y campesinas están completamente en desacuerdo con esa interpretación que hace la industria para justificar sus cultivos contaminantes."

Según las comunidades campesinas de Oaxaca, los nuevos hallazgos tampoco son sorprendentes. Baldemar Mendoza, de UNOSJO (Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca), quien vive en la región a la que se refiere el estudio, dijo: "Nosotros analizamos muestras de 3 de las 18 comunidades que menciona el reporte (San Juan Evangelista Analco, Ixtlán y Santa María Jaltianguis) y nuestros resultados también fueron negativos en esas tres comunidades." Señala además que el área geográfica muestreada por el nuevo estudio es un área pequeña y que las 18 comunidades son forestales, lo que significa que su actividad principal no es cultivar maíz. Mendoza también señala que "el nuevo estudio no habla de ninguna otra parte de México donde se ha encontrado contaminación pero algunos medios ya están asegurando falsamente que 'no hay contaminación en todo el estado de Oaxaca o incluso en todo el sur de México.'"

Hace cuatro años el gobierno de México comprobó por primera vez que había contaminación transgénica en el maíz nativo cultivado por campesinos indígenas en al menos dos estados del país: Oaxaca y Puebla. En México es ilegal plantar maíz transgénico (tanto experimental como comercial) desde 1999. La contaminación, probablemente surgió debido a que los campesinos pueden haber plantado, sin saberlo, pequeñas cantidades de maíz transgénico mezclado en el maíz importado (que se importa teóricamente para ser procesado, no para semilla). Estudios posteriores confirmaron evidencias de contaminación transgénica, que posteriormente ha sido ampliamente reconocida. Los pueblos indígenas, los campesinos y muchas organizaciones de la sociedad civil han criticado fuertemente la falta de acciones gubernamentales para prevenir la contaminación y para proteger el maíz nativo.

Fichier attachéTaille
PDF icon Download File0 octet

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here