¡Patentemente equívoco!

Después de innumerables retrasos y negaciones, Monsanto logró conservar un aberrante monopolio sobre uno de los cultivos alimentarios más importantes del planeta. ¿Hora de darle a los cocineros una nueva receta?

En una de las más vergonzosas afirmaciones del control monopólico de Monsanto sobre los cultivos de mayor demanda mundial, Oficina Europea de Patentes (OEP) en Munich respaldó el 6 de mayo pasado una de las patentes más famosas del mundo sobre cultivos transgénicos. Esto, después de nueve años de batalla de la sociedad civil (y de otros sectores de la industria) para que la patente fuera revocada. La patente europea no. 301 749, otorgada en marzo de 1994, es una "patente de especie", con una cobertura excepcionalmente amplia, que da al gigante genético Monsanto el monopolio exlusivo sobre todas las variedades y semillas de soya modificadas genéticamente, sin tomar en cuenta los genes utilizados o la técnica empleada. La patente, cuestionada como inmoral y técnicamente nula por los defensores de la seguridad alimentaria en todo el mundo, fue criticada enérgicamente por la propia Monsanto hasta que la empresa pudo comprar al dueño original de la patente (Agracetus) en 1996. Luego cambió de bando para hacer de la especie soya un ingrediente principal en su receta global del monopolio de cultivos.

La cocina:
Si bien el caso se cocinó en la Oficina Europea de Patentes durante nueve larguísimos años antes de llegar al tribunal de patentes en Munich, este pasado 6 de mayo le tomó a la OEP solo diez horas (incluyendo los intermedios de café y pastelillos) escuchar los argumentos y pronunciarse a favor del monopolio de Monsanto. De hecho, Monsanto renunció a una importante cláusula en la patente, (la número 25), que intentaba controlar otras plantas además de la soya.

El Grupo ETC, quien mantuvo su oposición a la patente desde que la descubrió hace casi una década, estuvo presente en Munich el 6 de mayo junto a un abogado experto en litigios en el Reino Unido, Daniel Alexander y el especialista en patentes Tim Roberts. Otros oponentes incluyeron a Greenpeace, el activista Stefan Geene, Syngenta y Pioneer Hi-Bred (subsidiaria de DuPont).

El Grupo ETC y otros oponentes expresaron su amarga decepción por los resultados.

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here