Brasil prepara la liberación de Terminator

La aprobación al vapor de la ley que permite las semillas suicidas Terminator devastaría a los agricultores y la seguridad alimentaria

Boletín de prensa

www.etcgroup.org

El 8 de octubre, la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía de Brasil (Comissão de Constituição e Justiça e de Cidadania) tiene en su agenda decidir sobre la constitucionalidad de una propuesta de ley que permitiría la esterilidad genética en las semillas (PL 268/2007), tecnología conocida como Terminator. Si la iniciativa de ley logra la aprobación de la Comisión, pasaría rápidamente a ser votada en el Congreso. La prohibición que tiene Brasil sobre Terminator ha estado amenazada desde que se instauró hace ocho años, pero los recientes debates parlamentarios al respecto significan la amenaza más seria a la prohibición de las semillas suicidas.[1]

“Es escandaloso que Brasil se encuentre a punto de revertir su postura sobre las semillas suicidas. Si el gobierno sinceramente quiere terminar con el hambre, no puede permitir una ley que amenaza a los agricultores porque atenta directamente contra su capacidad para producir alimentos”, dice Maria José Guazzelli del Centro Ecológico de Brasil. “Brasil nunca va a lograr la meta de terminar con el hambre si antes termina con los agricultores.” 

Desde que salió a la luz en 1998, la tecnología Terminator ha sido ampliamente criticada por la amenaza que implica a la biodiversidad, a los agricultores y a la soberanía alimentaria. Desarrollada originalmente por las compañías de agronegocios más grandes del mundo y por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Terminator es una tecnología que impediría que los agricultores conservaran semillas de la cosecha y aseguraría la dependencia de las multinacionales en cada ciclo agrícola. Actualmente, seis empresas multinacionales (Syngenta, Bayer, BASF, Dow, Monsanto, DuPont) controlan el 60% del mercado de semillas y el 76% del mercado de agroquímicos.

193 Partes al Convenio sobre Diversidad Biológica de Naciones Unidas no están equivocadas acerca de Terminator: de manera unánime votaron por una moratoria de facto en el año 2000, misma que se fortaleció durante la Conferencia de las Partes en 2006, precisamente bajo la presidencia de Brasil. 

“Si Brasil aprueba esta ley, sería un claro intento de violar la moratoria internacional sobre Terminator, sería un desafío a los otros 192 países”, asegura Silvia Ribeiro, Directora del Grupo ETC en Latinoamérica. “Los legisladores en Brasil deberían considerar con toda seriedad las implicaciones que tendría su voto a favor de Terminator, tanto para sus propios agricultores y la biodiversidad de su país, y como también las consecuencias de convertirse en un país que viola los acuerdos internacionales.”

 

Por más información:

Silvia Ribeiro, Directora del Grupo ETC en Latinoamérica, en México: silvia@etcgroup.org  Tel: +52 55 5563 2664

Maria José Guazzelli, Centro Ecológico, Brasil serra@centroecologico.org.br

Pat Mooney, Director del Grupo ETC, Canadá etc@etcgroup.org  Tel: +1-613-241-2267

[1]  El Texto de la iniciativa de ley PL 268/2007 permite la tecnología Terminator en cultivos (como maíz) diseñados genéticamente para producir compuestos químicos. Si la iniciativa PL 268/2007 no logra ser aprobada existe otra propuesta: PL 5575/2009, que también permitiría el uso de Terminator. Se encuentran actualmente en trámite en la Cámara de Diputados de Brasil.