Monsanto anuncia la compra de Delta & Pine Land y Terminator

Siguiendo con la expansión de su imperio corporativo en semillas —Monsanto, la empresa semillera más grande del mundo—anunció ayer que adquirirá por 1500 millones de dólares la mayor empresa de semillas de algodón del globo, Delta & Pine Land, basada en Mississippi (Estados Unidos). Juntos, Monsanto y Delta & Pine Land (D&PL) controlan más del 57% del mercado de semillas de Estados Unidos. Con las subsidiarias de D&PL en 13 países —incluyendo grandes mercados como China, India, Brasil, México, Turquía y Paquistán— esta operación significa que Monsanto tendrá una posición dominante en una de las commodities más importantes del comercio agrícola, y que millones de agricultores de algodón sufrirán una mayor presión para que aceptar semillas de algodón transgénico.

“Esta fusión”, afirmó Ibrahim Coulibaly, presidente de la Coordinación de Organizaciones Campesinas de Mali, “garantiza que se intensificará la ya enorme presión política a los gobiernos de África occidental para que autoricen las semillas transgénicas. Monsanto puede golpear mucho más duro que Delta & Pine Land. Este acuerdo es una amenaza abierta a los campesinos y a la soberanía alimentaria. Las organizaciones campesinas y las organizaciones de la sociedad civil necesitamos apoyo internacional para resistir la presión que ejercen las corporaciones multinacionales y la USAID para que los gobiernos de África adopten los transgénicos.”

Bolas de algodón estériles: Delta & Pine Land es tristemente conocida por el temprano desarrollo, junto al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, de la tecnología Terminator —plantas que son modificadas genéticamente para producir semillas que se vuelven estériles al momento de la cosecha. A pesar de la oposición masiva de campesinos, sociedad civil y muchos gobiernos, Delta & Pine Land ha clamado repetidamente que va a comercializar la tecnología y que sus principales mercados serán África, Asia y América Latina. La empresa afirma que ya está cultivando algodón y tabaco modificados genéticamente con genes Terminator en invernáculos.

Más de 500 organizaciones de todo el mundo han llamado a una prohibición global de la tecnología Terminator, afirmando que las semillas estériles destruirán las formas de vida y culturas de 1400 millones de personas que dependen de guardar semillas de sus propias cosechas. En Marzo del 2006, los gobiernos reunidos en la bienal del Convenio de Diversidad Biológica de Naciones Unidas, unánimemente reafirmaron y reforzaron la moratoria internacional contra las pruebas de campo y comercialización de las semillas Terminator.
 

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductible donation. Donate here