Terminador

Tan malo, incluso Monsanto no le puede dar un giro
*4 de sept. 1998 Golpeado en Zimbabwe
*30 de sept. 1998 Agravado en Auckland (Nueva Zelandia)
*29 de sept 1998 Inundado en el In ternet
*28 de sept. 1998 Destrucción de Revista por la Imprenta Penwells Provoca Preguntas (Reino Unido)
*en curso: ONGs le ofrecen "Ayuda" a Monsanto

Monsanto aparece apopléjico frente a la crítica global sobre la tecnología Terminador que mata semillas. En semanas recientes (1998), la compañía ha sufrido derrotas en todo el mundo, desde la India a Nueva Zelandia, Zimbabwe, el Reino Unido, e incluso en el ciberespacio. Sin embargo, los legendarios funcionarios de relaciones públicas de Monsanto no han podido hasta el momento contradecir la crítica ni articular razón buena alguna por la cual el mundo necesita el Terminador. ¿Quién, después de todo, desea una semilla muerta?

Luego de la defensa desastrosa de la tecnología que hizo Monsanto en la India en agosto pasado, que dio lugar a que el Ministro de Agricultura ese país anunciara una prohibición nacional del Terminador, la tecnología ha seguido poniendo a Monsanto en apuros alrededor del mundo. Aquí están cuatro de los últimos casos:

- Golpeado en Zimbabwe
En una conferencia nacional sobre la biotecnología agrícola llevada a cabo en Harare el pasado 24 de septiembre, Monsanto fue apaleado por más de 350 delegados del gobierno y de ONGs, incluyendo representantes del cuerpo diplomático. La compañía se vió bajo fuego tanto por su manejo de algodones Bt como por el Terminador. Al parecer, algunos de los agricultores más grandes del algodón de Zimbabwe colaron variedades del algodón Bt de Monsanto en el país el año pasado como una muestra no autorizada. Cuando los funcionarios se enteraron de ello, las plantas fueron tumbados pero a partir de este incidente han la compañía ha quedado bajo sospecha. No obstante, pocos de los asistentes a la conferencia habían oído acerca del Terminador hasta que Pat Mooney, de RAFI, lo mencionó durante su ponencia.

Obviamente las observaciones de Mooney no le gustaron a los numerosos representantes de Monsanto/Cargill/DeltaPine en el recinto. Wally Green, de la oficina de Monsanto Surafricana, exigió tiempo en el podio para defender lo que él llamó "protección de genes". Green concluyó aconsejando a la audiencia que si los agricultores no desean la 'protección de genes' no tienen por qué comprarla. En el alboroto que sobrevino, funcionarios de Zimbabwe informaron a Sr. Green de casos donde las reglas del gobierno o el crédito comercial habían forzado a campesinos cultivar determinadas variedades de plantas.

Los organizadores de la conferencia entonces reestructuraron la reunión para permitir un debate completo. Mucho al placer de la reunión, el aturdido Green se vió a sí mismo llamando "Terminador" a la tecnología. (Oficialmente, Monsanto llama al Terminador "TPS - "Technology Protection System" o "sistema de protección de la tecnología.") Entonces, mientras las cámaras de la televisión nacional filmaban, Green colgó la toalla, diciendo a la audiencia "debe ser obvio para cada uno aquí que Sr. Mooney sabe mucho más sobre el Terminador que yo... Solo puedo tomar nota de lo que se ha dicho aquí e informar a mi compañía." Green también dijo que Monsanto le había enviado específicamente para defender el Terminador. Por último, Green fue visto rodeado por otros funcionarios de la compañía que eran sacados a toda prisa de la reunión.

- Agravado en Auckland
El 30 de septiembre en Auckland, Nueva Zelandia, funcionarios de Monsanto se encontraron de nuevo en la sartén, cuando el Terminador arruinó una 'merienda' organizada para promover cosechas genéticamente modificadas. El seminario de medio día fue organizado por "Gene Pool", una ONG local financiada por el gobierno y con conexiones estrechas con la industria. El seminario iba tal y como estaba previsto, con los asistentes disfrutando numerosas rondas del alimentos y bebidas, mirando un vídeo de Monsanto promocionando las virtudes de la compañía, y escuchando una serie de discursos predecibles cuando tomo el podio Peter Wills, catedrático en la universidad de Auckland.

Al parecer, Wills fue invitado con el fin de proporcionar una perspectiva alternativa simbólica y para que así Gene Pool pudiera aparentar balance en la reunión. Chris Wheeler, un activista de Auckland y el pasado presidente de la Asociación de Suelos y Salud de Nueva Zelandia, quien se coló en la lujosa reunión con una credencial de prensa, reportó que Wills entregó mucho más de lo que Gene Pool esperaba. Después de cuestionar la sabiduría de las estrategias agro-biotecnológicas de Monsanto, lo que provocó muchos comentarios de la audiencia, Wheeler dice las cosas realmente se calentaron cuando Wills dió un coletazo al Terminador. En este momento, el Gerente de Monsanto en Nueva Zelandia, Murray Willocks,visiblemente aturdido, tomó la palabra e intentó a distanciar a la compañía de su propia tecnología, diciendo "el Terminador solamente es un concepto." y " No tenemos ningún plan para el Terminador en la actualidad."

El relato de Wheeler sobre intercambio que sobrevino es que el Willocks, con la cara roja, "entró la tónica de los mensajes confusos, intentando establecer la impresión que Monsanto había adquirido la tecnología simplemente como efecto de una adquisición reciente [Delta and Pine Land Co.] y que no hay planes directos para utilizarla realmente." Al fin de la reunión, Wills fue rodeado por asistentes que deseaban hablar del Terminador.

- Inundado en el Internet

Después de descubrir que Monsanto está empujando para obtener rápidamente una licencia exclusiva para el interés del gobierno de los E.E.U.U. en el Terminador, en el 29 de septiembre RAFI lanzó una campaña global de correo electrónico dirigida a frenar las negociaciones entre Monsanto y el Ministerio de Agricultura de los E.E.U.U. (USDA). Desde entonces, más que 1000 personas de 37 países (19 de octubre: más de 1600 personas de 50 paises) en Africa, las Américas, Asia, Europa, y el Pacífico han usado la página WWW de RAFI para enviar una carta a Dan Glickman, el Secretario de Agricultura (equivalante a Ministro) de Estados Unidos.

Ante este desafío a sus planes, Monsanto ha mantenido un silencio estoico; sin embargo el análisis de la página de RAFI en el WWW revela que la compañía está atenta. Ha visitado la página en varias ocasiones. La única excepción al silencio: Una carta de una persona con una dirección de correo electrónico correspondiente a una subsidiaria de Monsanto utilizó la página de RAFI para mandar un correo al departamento de Agricultura de Estados Unidos. El correo, con una lacónica defensa del Terminador, estaba titulado "Ignore a RAFI!". Pero el autor, convenientemente, ignoró que cada uno de las mil cartas enviadas desde la página fue editada y enviada por una persona o una institución interesada.

La página de RAFI Teminator está enviando un promedio de 125 cartas del mundo entero diariamente. La página se ha actualizado recientemente de modo que los usuarios al rededor del mundo (87 países) al escribir puedan remitirse al documento de la patente correspondiente a su país. RAFI está exhortando a todas aquellos que que deseen actuar en contra del Teminator para que por favor visiten aquí.

- Destrucción de Revista Provoca Preguntas (Reino Unido)

En un incidente ampliamente conocido, el 28 de septiembre, la internacionalmente respetada revista británica ÎThe EcologistÌ anunció que su imprenta, Penwells (Cornwall, Reino Unido) había destruído 14.000 copias, esto es la totalidad de la impresión de la nueva edición de la revista. Penwell no ofreció explicación alguna, y dijo al diario de Reino Unido The Guardian "No podemos comentar respecto a qué sucedió, ni sobre nuestras razones." El Ecologist dice que Penwells había impreso al Ecologist por 29 años.

Después de una campaña publicitaria de Monsanto en Europa, al principio de este año, en la que compañía expresó que deseaba una discusión abierta sobre sus impactos, el Ecologist había decidido dedicar una edición completa a artículos sobre Monsanto, incluyendo un articulo sobre el Terminador escrito por la Dra. Ricarda Steinbrecher del Genetics Forum (Reino Unido) y por Pat Mooney de RAFI.

Al ser consultado por teléfono por el diario The Guardian, el portavoz británico de Monsanto,Daniel Verakis, dijo que si bien él estaba enterado el Ecologist estaba preparando en una edición sobre la biotecnología, "... No sabía que ésta sería exclusivamente sobre Monsanto. El hecho de que [la edición había sido destruída] es nuevo para mí. No tenemos nada que ver con eso."

Zac Goldsmith, co-editor del Ecologist, fue citado por The Guardian diciendo "el hecho de que Monsanto no tenía nada que hacer con la decisión para destruir la edición?, es si acaso, más alarmante que si hubiesen hecho una amenaza legal. Muestra la fuerza poderosa que puede llegar a ser una reputación"

Afortunadamente, el Ecologist rápidamente negoció con una imprenta alternativa para conseguir el reimpreso y colocar la edición en los kioscos.

- Las ONGs Ofrecen Ayuda

Las ONGs, mientras que esperan que la formidable máquina de relaciones públicas de Monsanto salga en cualquier momento a la ofensiva, están turnándose para hacer "sugerencias" sobre cómo la compañía podría manejar el problema de la publicidad mediante la técnica probada y verdadera de un buen lema. Las ideas de las ONGs incluyen:

"Semillas Muertas: Confíe en nosotros, Usted las desea"
"Consiga El Terminador: No podríamos pensar en un nombre mejor para él"
"Terminador: Un poquito de Arnold Schwartznegger en cada semilla (muerta) "
"¿Quién Necesita La Germinación? Compre TPS"
"No se preocupe de la próxima generación, utilize TPS"
"La semilla de maíz es para gallinas: No la guarde, Termínela!"
"Consiga El Terminador No, no es una enfermedad de transmisión sexual (creemos)"
"Terminator III: No Volveré"

AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here