Terminator ataca de nuevo! Encuentro gubernamental para abordar el tema de las semillas suicidas

8º Encuentro del Grupo de Trabajo sobre CDB en Granada, España, del 23 al 27 de enero 2006

 

Representantes de pueblos indígenas, de organizaciones campesinas y de la sociedad civil luchan para conseguir mantener la moratoria de facto de las Naciones Unidas sobre la tecnología de esterilización de semillas. Actualmente la industria multinacional de semillas y biotecnología ataca agresivamente para terminarla. Esta semana (2006), se pone en marcha en España un encuentro de la Convención sobre Diversidad Biológica, en el que las "semillas suicidas" están en la agenda. Esta moratoria de Naciones Unidas -que alerta contra los experimentos en campo y la venta de tecnología de esterilización de semillas -está en peligro. Delta & Pine Land (una compañía multinacional de semillas) y el Departamento de Agricultura de EEUU recientemente consiguieron nuevas patentes de Terminator en Europa y Canada.

Terminator (también llamada "tecnología de restricción del uso genético" -TRUGs) se refiere a plantas que son genéticamente modificadas para cosechar semillas estériles. La industria multinacional de semillas y agroquímicos y el gobierno de EEUU desarrollaron esta tecnologia inicialmente. Si se comercializa, Terminator impedirá a los campesinos guardar semillas de su cosecha, obligándolos a volver a comprarlas cada año y marcando así el final de la agricultura adaptada localmente gracias a la selección de semillas propias. La gran mayoría de agricultores del mundo, habitualmente guardan semillas de sus cosechas para volver a sembrar.

Bombazo en Bangkok: Hace casi un año, el Gobierno canadiense y sus aliados en la industria de semillas hicieron un vergonzoso intento de desmantelar la moratoria de las Naciones Unidas sobre la tecnología de semillas Terminator, en el encuentro del organismo asesor cientifico técnico de la Convención sobre Diversidad Biológica (SBSTTA) en Bangkok en Febrero de 2005. Un memorandum filtrado reveló que el gobierno canadiense estaba preparado para presionar por un lenguaje que permitiera los experimentos en campo y la comercialización de Terminator. A su regreso a casa, el gobierno canadiense se vio obligado a desligarse públicamente de Terminator en respuesta a las protestas ciudadanas y debido a las intervenciones claves de otros gobiernos que apoyan la moratoria. (Para más información: Suicide Seeds - Bombshell in Bangkok).

Para ver la versión portuguesa, aquí.

 
AdjuntoTamaño
PDF icon Download File0 bytes

Please consider supporting ETC's unique research and advocacy with a tax-deductibe donation. Donate here