Boletines de prensa

Continúa alarma por maíz transgénico

México permanece en alerta roja ante los intentos de Monsanto y otras trasnacionales agrícolas por lograr la aprobación del gobierno a la siembra de 2.5 millones de hectáreas de maíz transgénico en el centro de origen y diversidad del cultivo. Como informó el Grupo ETC el mes pasado, aprobar estas solicitudes pondría en grave peligro a la biodiversidad, los derechos campesinos y recursos vitales para enfrentar el cambio climático. Aunque la administración de Felipe Calderón no pudo dar luz verde a las solicitudes antes de dejar el cargo el 30 de noviembre, hizo cambios de último minuto a diversos procedimientos regulatorios para dejar abierto el camino para que el nuevo gobierno pueda otorgar los permisos solicitados por las transnacionales.

Dentro y fuera de México, miles de voces han denunciado el ataque dirigido al corazón de las culturas mexicanas, a la alimentación, a la salud y a la naturaleza. Desde mediados de noviembre, se han organizado talleres y reuniones públicas en torno a esta “alerta transgénica”, así como peticiones nacionales e internacionales, protestas de campesinos, artistas, activistas y científicos que circulan en redes sociales, en prensa escrita y radial. La Vía Campesina, GRAIN y el Grupo ETC dirigieron una carta abierta a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y al Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), demandando a estas agencias de Naciones Unidas su intervención en bien de la seguridad alimentaria global.

Masacre del maíz mexicano

Transnacionales preparan asalto a uno de los cultivos alimentarios más importantes del mundo

Los gigantes de los agronegocios Monsanto, DuPont y Dow, están conspirando para realizar uno de los mayores golpes de la historia contra un cultivo alimentario de importancia global. En las próximas dos semanas, el gobierno saliente de Felipe Calderón podría aprobar las solicitudes de esas empresas para plantar un área enorme de maíz transgénico en México. Este “regalo de despedida” para las empresas sería una puñalada en el corazón del centro de origen y diversidad del maíz. Las consecuencias serán graves –y globales. Ante la aprobación en ciernes, los movimientos y organizaciones de la sociedad civil exigen que se ponga un alto total al maíz transgénico en México. La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) de México, emitió una fuerte declaración demandando al gobierno revocar todos los permisos de siembra y cancelar todas las siembras experimentales de maíz transgénico en el país. El Grupo ETC se suma a estas demandas y llama a la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y al CDB (Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica), como los organismos mandatados por la comunidad internacional para apoyar la seguridad alimentaria y proteger la diversidad biológica, a tomar acción inmediata para evitar el desastre.

Por favor tomen un momento para firmar una petición global contra la comercialización de maíz transgénico en México: http://www.avaaz.org/en/petition/Stop_Monsanto_in_Mexico/?fSLKJbb&pv=1

Tratado marítimo internacional declara “Preocupación grave” por el experimento de fertilización oceánica en Haida Gwaii

Las partes firmantes del Convenio de Londres y el Protocolo de Londres, en su reunión celebrada esta semana (29 de octubre al 2 de noviembre de 2012), acordaron emitir una declaración de “grave preocupación” por el proyecto de fertilización con hierro en el océano, en aguas al oeste de Canadá.

 

Jim Thomas, del Grupo ETC desde Montreal Canadá:

Geoingeniería: los piratas atacan de nuevo

Aunque existe una moratoria internacional contra la geoingeniería, los promotores de la manipulación climática no muestran escrúpulos para avanzar sus objetivos, aunque sea ilegalmente y abusando de comunidades indígenas. Un caso de “fertilización oceánica” a gran escala (una de las técnicas de geoingeniería) realizado recientemente afuera de las costas de Canadá, ha levantado una marea de protestas nacionales e internacionales, llegando hasta la India, a las recientes sesiones del Convenio de Diversidad Biológica que justamente tenía en su agenda el tema de la geoingeniería.

El despliegue de geoingeniería más grande del mundo en Columbia Británica, en la costa de Canadá

El experimento costó más de un millón de dólares a la comunidad. En Hyderabad, India, los gobiernos discutían la supervisión de la geoingeniería

Desde el lunes pasado comenzaron a circular noticias sobre lo que sería tal vez el despliegue de geoingeniería más grande hasta la fecha: un vertimiento de polvo de hierro en la costa canadiense de Columbia Británica. El proyecto denominado “Haida Salmon Restauration Corporation” (HSRC, por sus siglas en inglés) asegura haber arrojado 100 toneladas de partículas de hierro en el área conocida como Turbulencia Haida en el noreste del Océano Pacífico para producir un florecimiento artificial del plankton, práctica prohibida por una moratoria global de Naciones Unidas y por la ley de Canadá. El director ejecutivo del proyecto, John Disney, asegura que varias agencias del gobierno de Canadá —incluido el ministerio del ambiente— sabían de los planes de fertilización oceánica antes de su despliegue. Por su parte, el ministro del ambiente de Canadá afirma que se está investigando el caso y que el vertido sería ilegal si realmente hubiera ocurrido.

Río+20: breve análisis por el Grupo ETC

Para una gran parte del mundo, la Cumbre Río+20 es la descomunal reunión que ocurre esta semana en Brasil —antes de las olimpiadas y después del jubileo de la reina Isabel. Para los miles de negociadores y observadores de la sociedad civil, incluyendo al Grupo ETC, quienes hemos seguido el proceso desde 2010, Río+20 terminó ya, antes incluso de que los “líderes” mundiales regresaran al aeropuerto internacional Galeão de Río de Janeiro. Con cinco miembros de nuestra organización y muchos aliados en el campo, el Grupo ETC ofrece un panorama que incluye algunas cosas buenas e inesperadas en esta fallida cumbre.

¡AGUAS CON LA MANGUERA! - Se corta el flujo del experimento británico de geoingeniería

Parlamento Europeo señala su oposición a la manipulación planetaria

En primer lugar, el Grupo ETC recibió la información de que científicos del Reino Unido, en medio de controvertidas discusiones, pospondrán las pruebas del experimento SPICE, un mecanismo diseñado para disparar dióxido de sulfuro a la estratósfera con el fin de, teóricamente, enfriar el planeta. Dicho experimento estaba planeado para ocurrir en unas dos semanas. El lunes pasado, más de 50 organizaciones de diferentes países, enviaron una carta abierta al gobierno de Reino Unido, a los consejos de investigación y a los científicos involucrados, expresando su rechazo al experimento. (La recolección de firmas de organizaciones e individuos sigue abierta). No se ha hecho ningún anuncio formal de la decisión y aún faltan por aclarar detalles, pero la falta de consulta previa a los diversos “grupos de interés” sería la causa formal de posponer el experimento. Seguramente, la falta de apoyo de la opinión pública ha sido un factor decisivo.

En segundo lugar, el Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo adoptó el 29 de septiembre una resolución expresando “oposición a las propuestas para la geoingeniería a gran escala” —primera vez que la legislatura europea comenta sobre la materia. La resolución es parte de la construcción de una plataforma común de la Unión Europea rumbo a la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20). La resolución también llamó al establecimiento de “la capacidad, dentro del sistema de Naciones Unidas, para monitorear, evaluar y brindar información acerca de nuevas tecnologías”. De esta forma, el Parlamento Europeo hace eco de los llamados recientes de la sociedad civil que enfatizan la necesidad crucial de una fuerte participación en la evaluación de las tecnologías por parte de los movimientos sociales y la sociedad civil, especialmente los pueblos y comunidades potencialmente afectados.

El Grupo ETC, que inició la campaña internacional contra este experimento, recibió la noticia con cautela. Diana Bronson, del Grupo ETC, advirtió, “es buenos ver que los geoingenieros pongan freno a sus actividades y reconozcan la necesidad de hacer consultas. Sin embargo, es necesario aclarar que quiere decir “consultar a los grupos de interés” cuando hablamos de rediseñar el planeta: todos los pueblos y todos los gobiernos deben participar en ese tipo de decisión, y el único foro legal para esa toma de decisiones es la Organización de Naciones Unidas.”

¡NO A SPICE! Detener experimento con aerosoles en la estratósfera

Demandan grupos de justicia ambiental

Más de 50 grupos que luchan por la justicia ambiental en todo el mundo llaman a firmar una carta abierta para exigir al gobierno del Reino Unido y a los consejos de investigación (UK Research Councils) a suspender el controvertido experimento SPICE, en el que se probará el mecanismo de inyección de aerosoles a la estratósfera para enfriar artificialmente el planeta. El proyecto SPICE (siglas en inglés de Inyección de Partículas Estratosféricas para la Modificación Climática) incluye a cuatro universidades, tres consejos de investigación, varios departamentos del gobierno y la empresa privada Marshall Aerospace.

Los grupos que firman la carta, dirigida al ministro del ambiente, Chris Huhne y a los Consejos de Investigación del Reino Unido, esperan lograr respaldo suficiente antes de que se hagan las pruebas, y que las autoridades reconsideren si permiten o no que siga adelante el controvertido experimento, cuya mecánica consiste en rociar agua desde una manguera de un kilómetro de largo, suspendida en el aire por un globo gigante. Está programado para ocurrir en una pista aérea militar abandonada en Sculthorpe, en Norfolk, Reino Unido, entre el 6 y el 23 y octubre. Los grupos que se rechazan el experimento argumentan que enviará la señal equivocada a la comunidad internacional, que adoptó una moratoria sobre las actividades de goingeniería en octubre pasado durante la reunión del Convenio sobre Diversidad Biológica en Nagoya, Japón.

¡Firme! Carta abierta sobre el proyecto SPICE

ASUNTO: El proyecto SPICE: The Stratospheric Particle Injection for Climate Engineering. Inyección de Partículas Estratosféricas para la Modificación Climática

Le escribimos para expresar nuestra preocupación en torno al proyecto de investigación SPICE, manejado por la Universidad de Bristol en colaboración con las universidades de Oxford, Cambridge y Edimburgo, así como el concesionario militar Marshall Aerospace. El proyecto, de 1.6 millones de libras, es financiado por los consejos de investigación sobre ingeniería y ciencias físicas, naturaleza y ambiente y los de ciencia y tecnología (Engineering and Physical Sciences Research Council, EPSRC; Natural Environment Research Council, NERC; Science and Technology Facilities Council, STFC).

Peligroso experimento de geoingeniería

¡Cierren la manguera!

Según informes recientes, científicos británicos están a punto de hacer pruebas del equipo necesario para diseminar partículas de sulfato en la estratósfera, como preparación para realizar experimentos de geoingeniería. La geoingeniería es una propuesta de “remiendos” tecnológicos a mega escala que propone manipular deliberadamente el clima global, para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Ante ello, el Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración (Grupo ETC) hace un llamado al gobierno del Reino Unido para que detenga este controvertido experimento y respete los procesos de discusión del tema que se llevan a cabo en el marco del sistema de Naciones Unidas.

Páginas

Suscribirse a Boletines de prensa