Boletines de prensa

Terminator rechazado! - Una victoria de la gente

Una amplia coalición de agricultores, campesinos, pueblos indígenas y organizaciones de la sociedad civil celebran hoy (24.03.006) que los esfuerzos para minar la moratoria global sobre las tecnologías Terminator -semillas diseñadas genéticamente para ser estériles- hayan sido firmemente rechazados en la reunión del Convenio sobre Diversidad Biológica de la ONU en Curitiba, Brasil.

"Este es un gran momento para los 1 400 millones de campesinos pobres en el mundo que dependen de las semillas de la cosecha", dijo Francisca Rodríguez de Vía Campesina, un movimiento mundial de campesinos. "Las semillas Terminator son un arma de destrucción masiva y un asalto a la soberanía alimentaria. Terminator amenaza directamente nuestra vida, nuestra cultura y nuestra identidad como pueblos indígenas", afirmó Viviana Figueroa de la comunidad indígena de Ocumazo en Argentina, en representación del Foro Indígena sobre Biodiversidad

Prácticamente anulada, la moratoria sobre Terminator

Camino libre para su aprobación en la ONU. Los opositores a las semillas suicidas se preparan para la batalla en la COP 8 en Curitiba, Brasil.

Los pueblos indígenas fueron traicionados y se hizo trampa a los derechos de los agricultores en la reunión de Naciones Unidas las últimas dos semanas, cuando los gobiernos de Australia, Nueva Zelanda y Canadá -siguiendo indicaciones de Estados Unidos y de una docena de Gigantes Genéticos corporativos- dieron un paso muy importante para terminar con la actual moratoria sobre la tecnología Terminator (plantas modificadas genéticamente para producir semillas estériles). Las nocivas recomendaciones que resultaron de la reunión de Granada, España, irán a la 8ava reunión bianual del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) de la ONU en Curitiba, Brasil, del 20 al 31 de marzo de 2006.

Terminator ataca de nuevo! Encuentro gubernamental para abordar el tema de las semillas suicidas

8º Encuentro del Grupo de Trabajo sobre CDB en Granada, España, del 23 al 27 de enero 2006

Representantes de pueblos indígenas, de organizaciones campesinas y de la sociedad civil luchan para conseguir mantener la moratoria de facto de las Naciones Unidas sobre la tecnología de esterilización de semillas. Actualmente la industria multinacional de semillas y biotecnología ataca agresivamente para terminarla. Esta semana (2006), se pone en marcha en España un encuentro de la Convención sobre Diversidad Biológica, en el que las "semillas suicidas" están en la agenda. Esta moratoria de Naciones Unidas -que alerta contra los experimentos en campo y la venta de tecnología de esterilización de semillas -está en peligro. Delta & Pine Land (una compañía multinacional de semillas) y el Departamento de Agricultura de EEUU recientemente consiguieron nuevas patentes de Terminator en Europa y Canada.

¿Qué pasó con la patente del frijol Enola?

El caso del frijol Enola demuestra que las apelaciones legales en cuestiones de propiedad intelectual no son un medio viable para "corregir" los abusos que se cometen en el sistema de patentes. Hace cinco años el Centro Internacional de Agricultura Tropical elaboró una apelación legal en contra de la infame patente sobre el frijol Enola en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos (US-PTO) en Washington.

Monsanto podría comercializar Terminator

Reconsidera su postura en torno a la tecnología de semillas estériles mientras una alianza global convoca a su prohibición definitiva

Monsanto, la compañía de semillas y agrobiotecnología más grande del mundo, hizo en 1999 una promesa pública de no comercializar 'tecnología Terminator' -vegetales diseñados genéticamente para producir semillas estériles. Ahora (2006) Monsanto dice que, después de todo, sí podría desarrollar o usar las semillas suicidas. El compromiso revisado de Monsanto sugiere ahora que usaría semillas Terminator en cultivos no alimenticios y no descarta otros usos de Terminator en el futuro. La modificación de la postura de Monsanto viene a la luz mientras la industria biotecnológica y de semillas confrontan movimientos de campesinos y agricultores, pueblos indígenas y aliados en una creciente batalla en Naciones Unidas sobre el futuro de Terminator.

¿Dónde quedó la bolita de la contaminación?

La industria explota un nuevo estudio sobre maíz transgénico en México

Los defensores de la biotecnología industrial están usando un nuevo estudio científico -que no encontró evidencias de contaminación de maíz transgénico en un área de un estado de México (Oaxaca)- para afirmar que el maíz nativo nunca estuvo amenazado y que si lo estuvo alguna vez, la contaminación se evaporó milagrosamente. Un representante de los agronegocios en México declaró incluso que "con este estudio se allana el camino para poder iniciar las siembras comerciales de maíz genéticamente modificado"

Según Silvia Ribeiro, del Grupo ETC en México "No sorprende que la industria use los resultados del estudio para servir sus propios intereses -como "prueba" de que la contaminación ya no existe y que se deberían extender los cultivos transgénicos a todas partes, incluso en los centros de origen. Las comunidades indígenas y campesinas están completamente en desacuerdo con esa interpretación que hace la industria para justificar sus cultivos contaminantes."

Las patentes de nanotecnología: más allá de la naturaleza

Implicaciones para el Sur global

Veinticinco años después de que la industria biotecnológica obtuvo luz verde para el patentamiento de la vida, la nanotecnología codicia ahora los ladrillos constructores de todo lo existente.

En el 25 aniversario del caso Diamond vs Chakrabarty*, la decisión de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos (16 de junio de 1980) que abrió las compuertas al patentamiento de organismos vivos, el Grupo ETC publica un nuevo informe, "Las patentes de nanotecnología: más allá de la naturaleza."

Canadá pone en peligro las negociaciones sobre responsabilidad en biotecnología

La entrega tardía de la visa a importante diplomático deja en suspenso las negociaciones sobre bioseguridad en Montreal

Ottawa. El Dr. Tewolde Berhan Gebre Egziabher de Etiopía, científico africano de primer nivel y negociador del Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad, recibió su visa para entrar a Canadá este martes muy tarde, tiempo de Etiopía. El Dr.

Canadá niega visa a importante negociador del Protocolo de Bioseguridad

En riesgo el estatus de Montreal como sede de la ONU para negociaciones sobre biodiversidad

Ottawa - En un asombroso desplante de interferencia política, el gobierno canadiense bloqueó la entrada del negociador más importante de África a las reuniones del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad, quien debía asistir a las sesiones que comenzarán en Montreal la próxima semana (2005). El Protocolo es el acuerdo de Naciones Unidas que regula el movimiento internacional de organismos genéticamente modificados.

Al Dr. Tewolde Berhan Gebre Egziabher, representante científico del gobierno de Etiopía y delegado a las reuniones del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) de la Organización de Naciones Unidas, con sede en Montreal, le devolvieron su pasaporte el 17 de mayo sin aprobar su solicitud de visa canadiense y sin ninguna explicación.

Páginas

Suscribirse a Boletines de prensa